Entramos en una era en donde la conciencia sobre la necesidad de cuidar los recursos de la naturaleza y de comenzar a utilizar energías renovables crece poco a poco.

Si nos enfocamos en la industria de los celulares, algunos proyectos buscan reemplazar el modo de cargar nuestros dispositivos para reducir el uso de electricidad, como lo es a través de cargadores solares USB. Estos se encuentran disponibles en el mercado desde hace un tiempo, de marcas internacionales, pero hay un desarrollo interesante de industria nacional que se lanzó recientemente y corresponde a la empresa Sune, autora del primer cargador solar de Latinoamérica. 

Fabricado en el Centro Metropolitano de Diseño (CMD), se trata de un producto liviano, portátil y adaptable, que acumula la energía del sol en una batería interna, y puede proveer de esta a celulares, tablets, linternas, parlantes portátiles a través de un puerto USB. Su capacidad le permite almacenar la energía necesaria para cargar hasta dos cargas de celular por día, mientras otros cargadores tardan dos días para realizar una carga.

Una de las ventajas es que su estructura le permite adaptar su posición respecto del sol, lo cual posibilita optimizar la carga. Además, los accesorios que trae permiten colgarlo como si fuera una cartera, y atarlo a cualquier superficie. 

Algo importante de destacar es que esta empresa se encarga de reciclar los materiales una vez que se agota la vida útil de los cargadores (puede durar 10 años aproximadamente).

Este producto está pensado para ser usado tanto en la ciudad, como en zonas rurales, campings y actividades al aire libre. 

En el siguiente video, una breve explicación de este cargador: