El consumo de productos de origen vegetal viene creciendo en todo el mundo, no solo en las mesas vegetarianas o veganas, sino también de la mano de consumidores que apuestan por diferentes alternativas a la hora de comprar.

Siguiendo esta tendencia, este año la empresa argentina Las Quinas lanzará comercialmente al mercado un dulce plant-based (a base de plantas y sin ingredientes de origen animal) apto no solo para vegetarianos o veganos sino también para quienes presentan intolerancia a la lactosa y celíacos.

Especialistas del INTI acompañaron a la pyme en el desarrollo del nuevo producto, desde la selección de los ingredientes y la definición de la tecnología de procesamiento, hasta la primera producción piloto que comenzó el mes pasado en las instalaciones del instituto.

Este simil dulce de leche vegetal – que acaba de recibir un premio de la Asociación de Profesionales de Salud y Alimentos en la categoría “dulces”- surge de la combinación de frutos secos, proteína de arvejas y oleaginosas que dan como resultado un contenido de proteínas y sólidos totales equiparables a los de la leche vacuna, sin necesidad del agregado de almidones.

“Una característica distintiva de este nuevo dulce es que posee una etiqueta limpia porque cuenta con pocos ingredientes. Se logró un excelente producto nutritivo con una etiqueta corta donde los consumidores pueden leer y entender qué es lo que tiene el alimento“, detalló Mariana Sánchez, coordinadora de proyectos de desarrollo vinculados a alimentos en el INTI.

Ricardo Parra, fundador de Las Quinas, empresa argentina que desde el 2007 recibe asistencia del instituto y actualmente exporta a Asia, Europa y Estados Unidos, destacó que el Inti “brindó la asistencia técnica para realizar este dulce vegetal, con mayor vida útil, sin aditivos, siguiendo las normas y brindándonos seguridad en todos los procesos productivos”.