El comienzo del juicio tiene lugar luego que la Cámara Federal de Casación confirmara, meses atrás, el rechazo a la suspensión de juicio a prueba oportunamente solicitada y concedida a los imputados, en línea con el planteo del Ministerio Público Fiscal representado por el fiscal general Pablo Camuña”, según indica un comunicado publicado en el sitio web fiscales.gob.ar.

En el banquillo de los acusados estarán sentados Martín Esteban Huerta, Hugo Osvaldo Benejam y Pedro Benito Benejam, directivos de la empresa FIDENSA, imputados por el delito de contaminación ambiental.

Según el requerimiento de elevación a juicio, durante la investigación “se verificó que el frigorífico eliminaba sus efluentes industriales mediante el uso de una tubería subterránea, a través de la cual desagotaban en el Río Salí los desechos tóxicos provenientes de la firma”.

Esta tubería pasaba por barrios donde reside gente humilde (Barrio Antena) y las cámaras de inspección de la misma se encontraban en los patios o a la par de las viviendas de estas personas”, agregó el requerimiento judicial.

Y concluyó: “La eliminación de los efluentes a las aguas del Río Salí, sin tratamiento previo y a pesar de haber sido categorizados como no aptos para su vuelco, produjo contaminación de las aguas de un modo peligroso para la salud, porque están destinadas al uso público o al consumo de un colectivo de personas”.

En tanto, el acusado Hugo Osvaldo Benejam, dijo a la prensa “nos defenderemos de lo que nos quieran acusar, nos consideramos inocentes”.