En sintonía con los beneficios que la industria minera ha conseguido en los últimos tiempos en nuestro país, como la quita de las retenciones, empresarios del sector se reunieron con integrantes del gobierno para intentar alcanzar un convenio para que en los libros escolares se elimine el contenido que advierte que la minería es contaminante, y todo lo contrario, que se inserte un discurso que exprese que es una actividad sustentable.

La inédita medida ya cobró forma en dos charlas producidas en el Colegio Nacional de Buenos Aires y en la ORT en la ciudad de Buenos Aires, donde este discurso de la minería sustentable intentó desembarcar mostrando en forma totalmente mal intencionada la realidad. Según trascendió en algunas agencias de noticias como la Izquierda Diario, empresarios mineros tuvieron una reunión con el Ministro de Educación Esteban Bullrich y el titular del área de Energía, Juan José Aranguren. El objetivo, hacer cuanto antes estas modificaciones en los manuales escolares.

El Presidente de la Cámara Argentina de Empresario Mineros, Marcelo Álvarez, declaró al diario BAE, con respecto a esta propaganda minera, “los manuales de educación de las escuelas primarias y secundarias siguen tratando a la minería como una actividad contaminante, cuando el país promueve el desarrollo de la minería. Nosotros tenemos un programa de minería sustentable. Que las escuelas creen esa conciencia en los jóvenes no va de la mano. Hay que romper esos esquemas y poder explicarle a los colegios y a los chicos lo que significa la minería. Sino no podría haber minería en Australia o en Canadá”.

Seguramente Alvarez no recuerde o no le convenga hacerlo, los últimos episodios de contaminación que Barrick Gold produjo en su mina Veladero, al derramar millones de litros de agua cianurada sobre las nacientes de por lo menos cinco ríos, o la fuga de agua ácida que ocasionó en su mina Pascua Lama, por contar sólo dos casos de contaminación extrema que la industria minera produjo como consecuencia de su actividad. No existe la manera de hacer mineria sustentable cuando se extrae oro y plata.

En el año 2011 el lobby de la industria de los agrotóxicos consiguió que se retiraran de circulación 350.000 manuales de Educación Ambiental para Docentes en donde un equipo de científicos exponía los riesgos y peligros sanitarios del paquete tecnológico de las semillas transgénicas. En el acto de apertura del XIX Congreso Anual de AAPRESID, el presidente de la entidad lobbysta de empresas como Monsanto, junto al entonces gobernador Hermes Binner, en presencia del Ministro de Agricultura de la Nación Julián Dominguez y el Intendente de Rosario Miguel Lifchitz, el presidente de la entidad reclamó “evitar su nociva divulgación” aludiendo a estos manuales.

La industria minera ahora pretende editar bibliografia pro minera para lograr hacer propaganda de una actividad que sólo trae consigo el atraso, la desocupación y la contaminación.