Ingredientes

 

Legumbres

 

Maíz blanco 400 grs

Porotos 200 grs

Agua (dos veces y media el volumen de legumbres en la olla)

 

Carnes

Ternera 500 grs Cortada en cubos o trozos pequeños

Patitas de Cerdo 3 Transfórmelas en 6 (partiéndolas por la mitad)

Cuerito de Cerdo 200 grs Tiritas muy finitas (1cm de largo por 0,5cm de ancho aproximadamente)

Panceta Ahumada 100 grs Cortada en cubitos o trozos de la mitad del tamaño que cortó la carne

Chorizo Colorado 200 grs Cada rodaja en cuartos

 

Hortalizas

Zapallo anco 350 grs En cubos grandes

Repollo 250 grs En juliana grande

Batata 200 grs En cubos grandes

Papa 100 grs En cubos pequeños

Puerro 100 grs (opcional) En rodajas finas

 

Condimentos

Sal y Salsa picante (A gusto)

 

Salsa picante (corazón de la cazuela)

Grasa de Pella

Cebolla de Verdeo Cortada en rodajitas finas

Ají Molido

Pimentón Dulce

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Proceso:

1.- Las legumbres remojadas mínimo 8 horas previas a la preparación en la heladera, serán puestas a cocinar en la olla durante 1 hora (hora y media) con dos veces y media su volumen de agua adicionada.

 

2.- Cuando las legumbres parecen estar cocidas pero mantienen su centro aún crocante, es hora de agregar las carnes. Algunos prefieren colocar las patas y el cuerito de cerdo desde el momento inicial. (usted decida).

 

3.- Cuando las carnes casi están cocidas, (30 a 40 minutos de cocción) agregaremos las Hortalizas y cocinaremos otros 50 minutos.

 

Nota: Condimente con sal a gusto y si prefiere, retire las patas del Cerdo de la olla antes de servir. Si tiene palo de higuera, reemplácelo por la cuchara de madera para revolver durante la cocción. La salvia del árbol le terminará de redondear el sabor y la textura del guiso. (La higuera debe estar viva y su rama, preferentemente, recién cortada) Su locro alcanzará el carácter del origen y será uno con la Tierra que lo vio nacer.

 

4.- Prepare la salsa picante derritiendo la grasa de pella en sartén y cuando esté bien caliente, rehogue en ella el verdeo, una vez tierno éste, agregue pimentón dulce (para darle color y sabor) y por último ají molido (tanto como picante quiera obtener). Deje la salsita en cazuela central en mesa para que cada comenzal, a su preferencia adicione o no a su porción, el corazón de esta cazuela que es código cultural nuestro.

 

Por: Silvina del Grande. Propietaria de Miranda Grand. Tel. (011)4401-1243 / www.mirandagrand.com