La localidad santafesina de Moisés Ville, primera colonia judía agrícola independiente del país, celebra 125 años. Su fundación se dio cuando se establecieron los pobladores provenientes de Kamenetz, en 1889. Lo celebran con un nutrido cronograma de festejos y la llegada de mucha gente del exterior que tiene sus raíces en este pueblo que hoy tiene 2.425 habitantes.

La periodista Nora Trumper, quien residió en Moisés Ville hasta los 18 años, dijo a Télam que esta celebración es también “un reencuentro, no sólo con el pueblo, sino con centenares de hijos que nacieron allí y hoy están diseminados por el mundo”. “Moisés Ville es una madre patria-amplió Nora-, una gran madre, un lugar adonde volver”, consideró acerca de este pueblo que surgió con la llegada de un grupo organizado de inmigrantes judíos que provenían de Kamenetz, Podolia, región situada en la actual Ucrania.

Su nombre iba a ser Kiryat Moshe (Pueblo de Moisés en hebreo), pero fue registrado en su traducción al francés, Moïsesville, que más tarde derivó en el definitivo Moisés Ville, ubicado en el departamento San Cristóbal, en el noroeste de la provincia, a unos 177 kilómetros de la ciudad de Santa Fe.

El pueblo se diferenció de otra colonias por su forma de asentamiento a lo largo de una calle, con una casa al lado de la otra y no en forma de damero, una traza que respondió a la necesidad de autodefensa y vida en comunidad, basada en principios solidarios y de ayuda mutua.

Dadas sus características simbólicas y la tradición judía, que se observa en sus edificaciones, el Poder Ejecutivo Nacional lo declaró “Pueblo Histórico” en 1999. “A lo largo del tiempo algunas cosas cambiaron, como por ejemplo que la población que profesa la religión judía es menos numerosa que antes, pero lo que se mantiene es la esencia del pueblo, sus edificios históricos y muchas de sus tradiciones”, dice Trumper, quien viajó para participar de las celebraciones. Trumper cuenta que en Moisés Ville viven su madre y uno de sus hermanos, por lo cual suele visitar a menudo el pueblo, que es su “lugar de descanso”.

El programa de actividades de la Fiesta Provincial “Moisés Ville, Cuna de la Integración Cultural”, para celebrar el aniversario, incluye paseos por el Museo Histórico Comunal, donde se puede visitar la muestra “Fotografías de Moisés Ville”, de José Berni, y la Biblioteca Baron Hirsch.

El presidente de la comisión organizadora de la Fiesta de Integración Cultural, Abel Gerson, contó que en esta décima edición quedará inaugurado el ‘Pórtico de Moisés Ville’, en el acceso oeste, y se nombrarán calles y cortadas del pueblo. El domingo 12 de octubre, día de la celebración, la propuesta fue ‘Moisés Ville al Plato’, en la que restaurantes y comedores servirán comidas tradicionales para los visitantes.

En el acto oficial estuvieron los talleres comunales de Rikudim y Folklore, Argentina Tango Folk, Italia presente, Dúo Guefilte Fish (música y humor judío), el folklorista Coqui Sosa, los Hermanos Torres, la música de Nueva Era y la Sabrosura, entre otros espectáculos. Además, se elegió a la nueva reina de la Integración Cultural. Además, llegaron personas del exterior que tienen sus raíces aquí. Viajaron desde Israel, Francia y Estados Unidos para soplar las primeras 125 velitas de Moisés Ville.