Con un video que comienza con la caída de una bola de nieve gigante, mientras una voz dice “estamos todos en peligro“, los Angry Birds se suman a la lucha contra el cambio climático junto a los actores que interpretan sus voces, en el marco de una iniciativa lanzada en el Foro de Alto Nivel de la ONU para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, celebrada en Nueva York hasta este 18 de julio.

Peter Dinklage, Rachel Bloom, Sterling K. Brown o Leslie Jones, actores del doblaje, brindan consejos sobre cómo reducir nuestra huella material (la cantidad de materia prima extraída para satisfacer la demanda de consumo final).

Los pájaros y los cerdos de la segunda parte de Angry Birds se convierten en “amigoenemigos” para luchar contra la crisis climática“, explica Jason Sudekis, otro de los actores.

Comer menos carne, ingerir más vegetales y cereales o reducir el consumo de electricidad fomentando las actividades al aire libre, son algunos de los consejos.

También proponen la reutilización de la ropa antigua, usar menos vehículos particulares, reciclar o evitar el uso de plásticos, llevando siempre bolsas a mano o botellas reutilizables.

Estamos agradecidos con los Angry Birds por incluir su voz nuevamente para pedir que cada uno de nosotros lidere con el ejemplo y demuestre que cada acción cuenta”, aseguró el director del departamento de comunicación global de la ONU, Maher Nasser.

Desde Naciones Unidas advirtieron que la respuesta internacional para la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible para el año 2030 no está siendo “lo suficientemente ambiciosa” y destacó que queda mucho por hacer para revertir el cambio climático y reducir las desigualdades.