Ana escribió “hay que divertirse” y lo acompañó con dibujos de soles y flores, todo en una gran hoja blanca y con pintura negra. Sofía dibujó muchas frutas y escribió “el poder de la fruta”. Un niño pintó una lluvia intensa y declaró en el papel blanco “el poder de la lluvia”. Todos ellos, unos 40 chicos que esperan su turno para quimioterapia o consultas con sus doctores, trabajaron con el grupo Onaire en el primer paso del guiso gráfico: un gran mural colectivo que forma parte de la nueva señalética del hospital Garrahan y que, una vez terminado, lucirá en el hospital de día oncológico.

Es que el Garrahan está cambiando su cara con la implementación de la nueva señalética y ambientación para todo el hospital, que ya está lista en las áreas de uso común y ambulatorias del edificio. Sus autores son los chicos del hospital oncológico de día, que trabajaron en conjunto con un grupo de artistas para realizar un “guiso gráfico”, un mural collage hecho con dibujos de los pacientes.

La nueva señalética del hospital consiste en una programa de comunicación visual que se desarrollará, en etapas, en todo el edificio y tiene como objetivo “promover la accesibilidad, calidad y calidez de los servicios de salud”. Es desarrollada por el hospital Garrahan en conjunto con la coordinación de Información Pública y Comunicación del ministerio de Salud de la Nación, que creó el proyecto y está a cargo de la dirección de la obra.
 
Los carteles actuales datan del plan de obra originario y, hasta ahora, nunca se habían rediseñado. “Pensamos que la calidez del espacio contribuye a mejorar la calidad de atención de los niños y apostamos a que, a pesar del motivo por el que vienen, el tiempo que tengan que pasar aquí sea el mejor posible y que puedan jugar en un ambiente amigable”, dijo el presidente del Consejo de Administración del Garrahan, Marcelo Scopinaro.
 
En tanto, Valeria Zapesochny, responsable del área de Comunicación de la cartera sanitaria expresó: “Desde el Ministerio que conduce Juan Manzur entendemos que la comunicación tiene un papel estratégico en las políticas de salud, y desde esa concepción impulsamos una transformación del entorno visual del Garrahan, para que sea un espacio accesible y de fácil tránsito para los pacientes y sus familias”. 
 
Un guiso gráfico

“Buscamos trasladar la voz individual a la voz colectiva y decidimos trabajar con los nenes con su poder secreto, qué piensen cuál es ese poder y que lo dibujen”, explicaron desde el grupo Onaire, conformado por Natalia Volpe, Gabriel Mahia, Gabriel Lopatin, Mariana Campo Lagorio y Sebastián Puy. El miércoles los chicos también participarán en el armado del collage: “es una pieza final formada por los dibujos de cada uno que será la voz de todos porque para nosotros los dibujos no tienen dueño y ellos van a tener la libertad de pegarlos cómo quieran”, concluyeron.
 
La primera etapa del nuevo programa de señalética se desarrolla en los sectores ambulatorios, accesos públicos al hospital y salas de espera. Actualmente y desde hace 20 días se trabaja en el sector de la guardia. En las obras trabaja también personal de las áreas de Mantenimiento, Obras y Atención al Usuario del hospital, bajo la coordinación del área Representante del Paciente. Hoy, los profesionales se trasladaron al sector de espera del hospital oncológico de día para trabajar en un mural colectivo con la participación del colectivo artístico Onaire.

El proyecto de nueva señalética para el Garrahan comprende un total 2.671 metros lineales intervenidos e incluye la planta baja, entre piso y primer piso, en los sectores rojo, violeta, amarillo, azul y naranja, además del hall de ingreso. También un total de 635 puertas y accesos en el hospital y dos murales especiales, uno de ellos el llamado guiso gráfico.