Los Surcos, Momentos (Utopía).
 
Los grupos folklóricos nuevos no pueden superar la barrera psicológica de Los Nocheros, un ímpetu de llevarse puesto el mundo con las voces, como si con eso bastara para despedirse del resto o prestarle menos atención. Con canciones extraídas del extenso cancionero popular argentino, como “Al jardín de la república”, otras de su puño y letra y un extra curioso (la versión en español del Ave María, de Schubert), los Surcos continúan en su afán de expandir sus golas. En Momentos, su opus tres, está todo está muy cargado. Los arreglos de Leopoldo Deza no dan buenos resultados y el trabajo se pierde en buenas intenciones. Cuando el grupo se despoja de todo, brilla y ¡cómo! La versión del “Hey Jude” latino (“El embrujo”) es superior a todo el disco. Dos canciones, “Zamba del cantor enamorado” y  “El embujo”. **
 
Silencio, orquesta típica, Todo, menos la canción (Fondo Nacional de las Artes). 
 
La orquesta típica Silencio, bajo la dirección de arreglador argentino Roger Helou tiene nuevo álbum. Todo, menos la canción es un choque de planetas, una selección de tangos y milongas cantados en las voces de Juán Cedrón, Lidia Borda, el Cardenal Domínguez, Hernán Lucero, Hernán Genovese y Marcelo Costa. De corte Di Sarliano (con violines y bandoneones al frente), Todo… expresa un tango de raíces fuertes, no sólo de instrumentos y un papel esencialmente rítmico y milonguero encadenando los compases de la obra, que acentúa un ritmo delicado y elegante, ideal para bailar. Dos canciones: “El adiós”. “El violín de Becho”, con Juan Cedrón. ***
 
Fernández 4, No Fear (Epsa)
 
No fear es el primer álbum del pianista y compositor Cirilo Fernández bajo el alias de Fernández 4. No fear es un disco con una serie de baladas soul, pegados a una impronta jazzera que le otorgan al álbum el grado de cosmopolita (está cantado en inglés) y una aurora de disco viajado. Pese a todo lo prometedor, se trata de una apuesta fallida, una monotonía que se rompe sólo por momentos, como cuando Fernández ejecuta el piano. Dos canciones: “Anyone” y “Ende”. **
 
El balcón dúo (Umi).
 
Ejecutado y producido por el propio dúo, formado por Carla Cecche, en voz y Mariano Botto, en guitarra, composición y arreglos, este álbum comienza con una pieza hermosa, “Noche y campo”, de una simpleza abrumadora. Pero a medida que el disco avanza, la dupla consume su empatía y sobrevuela una energía sin esperanza. Tal vez sea el mayor capital de este disco. Dos canciones: “Noche y campo”, “De luna y terraplén”.***