Por Damián Damore

Omar Mollo, Tangazos (Sony).

En 2012 Mollo presenta “Barrio sur”, un nuevo material compuesto por 13 canciones, entre ellas “Los ejes de mi carreta” de Atahualpa Yupanqui, “Muchacha ojos de papel”, de Spinetta, “Tango del diablo”, de Andrés Ciro Martínez (Ciro y Los Persas) y un tema compuesto por el mismo Omar Mollo, titulado “Para Gra”. Ahora Mollo regresa a la fuentes del tango, como lo venía haciendo en trabajas anteriores (“Gola” y “Y que siga…” son buenos ejemplos), dos álbumes con tangos muy conocidos. En Tangazos, Mollo despierta de su crecimiento como intérprete con una voz que se limpia cada vez que el hombre grita entre tango y tango, “¡Dale, papá!” Es que este el registro de un show de mayo de este año en el teatro ND Ateneo. “Garúa”, “Melodía de arrabal ” y “Los cosos de al lao” (de José Canet y Marcos Larrosa, desempolvado por Luis Cardei) revela la pasión de Mollo por los clásicos de las primeras décadas del siglo pasado; mientras que tangos como “Afiches”, “Naranjo en flor” y “Pasional, lo consolidan en el territorio amplio de la interpretación, donde se acerca a su amado Goyeneche y a Alberto Morán. Tangazos trae la alegría de oírlo cantar en vivo y vaticina que, Omar, como intérprete, no tiene techo. Dos canciones: “Se tiran conmigo” y “Gricel”. ****

 

Amado Gutiérrez, Historias vividas (Independiente).

El santiagueño presenta su nuevo disco distinto a “Confesiones de amor”, de raíces bien nacionales, pero parecido a “Jirones del alma”. Su nuevo trabajo consolida la novedad con interpretaciones de boleros, zambas, chacareras y gatos con un pie en la música y otro en la interpretación. Gutiérrez se empeña en demostrar que empatiza en distintos géneros (se le anima también a la cumbia), aunque se lo nota más cómodo en las melodías del folklore. Dos canciones: “Para tenerte” y “La culpa”. ***

 

Verónica Condomí, Camino de estrellas (Independiente).

Hay trabajos que son más rápidos, otros más lentos, hay gente que presenta un disco por año y está Condomí que busca el punto justo. Cada trabajo lleva su proceso y este disco es el final de un proceso de maduración. La manera de encarar cada canción divide hasta dónde se puede volver tensa la vieja cuestión de la figura y el fondo, traducida al universo de la música como melodía y acompañamiento. Segundo trabajo como solista, con el pianista Pablo Fragela.

El álbum tiene un repertorio heterogéneo que comprende 14 temas, más dos bonus track: “Campana de palo” de Marìa Elena Walsh y “Entre curdas” de Aldo Quirolo, Roberto Morel y Carlos Meyel. Están “Comadre Dora”, de Néstor Soria y Rubén Cruz; “Zamba de mi esperanza”, de Luis Profili, “Viejo cantor”, de Juan Quintero y “A don Rosa Toledo”, de Ramón Navarro y Ramón Navarro hijo. De autoría propia son el tema que da nombre al disco, “Tengo un pie en el aire” y “Sólo el color”. Dos canciones: “La tarka” y “No me arrepiento”. ***

 

*   Malo

** Regular

*** Bueno

**** Muy Bueno

***** Excelente