En el marco de una charla organizada por el Programa de Empresas Familiares de la universidad Siglo 21, Andrea Grobocopatel, accionista y fundadora del grupo Los Grobo, expresó que “la profesionalización y la capacitación de la empresa familiar son imprescindibles para el crecimiento de estas firmas y para la generación de nuevos conocimientos, expectativas y objetivos”. Por otra parte, la ejecutiva también destacó los beneficios de incorporar un director externo en las empresas familiares, indicando que “cuando comenzamos a profesionalizarnos, el hecho de haber incorporado personas externas nos obligaba a nosotros mismos a ser mejor cada día”. Asimismo, la empresaria informó que “también incorporamos consultoría externa que ayudó, principalmente, a mejorar la forma en que nos estábamos comunicando entre los socios”.