Dos tigres y tres leones siguen viviendo en jaulas del zoológico “Francisco de Asís” de Santiago del Estero, cerrado hace más de dos años, con techos de chapa en las que durante el verano deben soportar temperaturas mayores a los 60 grados de sensación térmica.

Las gestiones para trasladar a los felinos a reservas naturales se aceleró en los últimos meses tras la muerte de un tigre de bengala y un león que se encontraban hace más de 17 años en cautiverio en el desmantelado zoológico. Sin embargo, Los integrantes de la Fundación Conciencia y Acción Ciudadana de Santiago del Estero (CyAC), estimaron que el traslado de estos dos tigres y tres leones a un santuario de Estados Unidos, demandará un año, ya que todavía falta que el centro autorice el ingreso de los animales.

Esta semana, el intendente de la ciudad de Santiago, Hugo Infante, firmó el decreto que autoriza su traslado al Santuario The Wild Animal Sanctuary, ubicado en Colorado, en Estados Unidos. “El tiempo que demandará este proceso, puede extenderse hasta un año y por eso que se eligió también este santuario ya que cuenta con antecedentes de traslados lo que nos hace entender que no sería tan extenso el período”, dijo el ingeniero Jorge Goles, integrante de la comisión encargada de gestionar el traslado de los animales.

Sobre el traslado de los felinos, indicó que “mucho depende de la aceptación de los santuarios y el paso siguiente es que el Ministerio de Ambiente de Estados Unidos emita su dictamen sanitario teniendo en cuenta que cada país cuenta con un protocolo cuando de ingreso de seres vivos se trata”.

Goles indicó que los felinos “se encuentran en buen estado de salud y aptos para el traslado”.