Aunque hay buenas experiencias de puntos de venta de productos naturales, lo cierto es que no es fácil acceder a un mercado de producciones que estén exentas del uso de herbicidas y que hayan sido cultivados con semillas que no estén modificadas genéticamente. 

Esa difusión a gran escala de la agricultura intensiva -disparada por los precios internacionales de cereales y oleaginosas- fue borrando los espacios que históricamente tenían los chacareros en favor de esas producciones que, para colmo, ocupan menos personal debido a la utilización de tecnología. La consecuencia es obvia: los productores se van de sus pueblos hacia los grandes centros urbanos.    

Para palear esa problemática, el diputado Luis Basterra, ingeniero agrónomo y presidente de la Comisión de Agricultura de la cámara baja, propone convertir en ley una iniciativa para crear un Régimen de Promoción de los Productos Orgánicos, como modo de generar un “mayor arraigo de productores a las zonas rurales y del interior del país” y “una agricultura más sana, más sustentable que redundará en beneficios futuros”, explica en la iniciativa.

La idea de Basterra, que antes de ocupar la bancada se desempeñó como ministro de Producción de Formosa y recientemente como vicepresidente del INTA, es también otorgar una serie de beneficios impositivos para los productores. Uno de esos es congelar la carga tributaria desde el momento en que se incorporan a la norma y por 10 años. En el mismo sentido, propone que los productores orgánicos puedan convertir en un bono de crédito fiscal hasta el 70 por ciento de las contribuciones patronales pagadas y una reducción del 60 por ciento en el impuesto a las ganancias.

“Los beneficios conducirán a la mejora en los indicadores de rentabilidad en las empresas orgánicas, incentivará a nuevos agentes para que decidan en la actividad y contribuirá a un crecimiento sostenido de las exportaciones no sólo en cantidad sino fundamentalmente en el sentido de crear las condiciones que permitan encarar las acciones orientadas a incrementar el agregado de valor a los productos”, justificó el diputado.

 

Basterra dijo que no sólo ayudará a conservar le medio ambiente, sino que también “posibilitará la consolidación de las producciones orgánicas dentro del conjunto productivo nacional”.

 

Fotos: Jazmín Arellano