La minería a cielo abierto y el uso del uranio están prohibidos por la Ley Antiminera en Chubut, pero el gobierno nacional seduce a los intendentes de la meseta para que la modifiquen y cambien de zonificación a toda la región, así de esta manera dejar que las empresas extractivistas puedan operar libremente y contaminar el medio ambiente. “Este proyecto viene a quebrantar la paz social en toda la provincia. Estamos en pie de lucha y resistiremos con todas nuestras fuerzas”, afirma en un comunicado Asamblea de Vecinos Autoconvocados de Esquel.

Distintas organizaciones sociales y vecinos de gran parte de los pueblos y ciudades chubutenses se dieron cita el fin de semana para rechazar el proyecto que ocho intendentes presentaron para rezonificar la provincia y habilitar así la megaminería. Este cambio de zonificación abarca el 64% del territorio de la provincia. En los pueblos afectados por este proyecto están juntando firmas para detenerlo.

En abril del año 2003 se aprobó en Chubut la Ley 5001, llamada Antiminera que prohíbe la minería metalífera a cielo abierto y la utilización de cianuro en los procesos de producción minera. Esta legislación es la que el gobierno nacional, principalmente el Ministro de Energía y Minería Juan José Aranguren, quiere modificar para dejarles el camino liberado a empresas como Pan American Silver para que avancen sobre el Proyecto Navidad, un yacimiento de oro y plata que está en subsuelo de la meseta provincial.

En febrero de este año, funcionarios del gobierno nacional se pusieron de acuerdo con ocho intendentes y lanzaron el proyecto de cambiar la zonificación que la Ley 5001 establece en su cuerpo y que prohíbe la mineria en regiones en donde las empresas extractivistas planean extraer metales. Para rechazar esto, la UNIÓN DE ASAMBLEAS CHUBUTENSES emitieron un comunicado que transcribimos:

“Como es de público conocimiento, el pasado 29 de Marzo, un puñado de jefes comunales de la meseta ha ingresado en la Legislatura un proyecto de zonificación para habilitar la megaminería en dos tercios de la superficie del territorio provincial, que incluye a su vez gran parte de la cuenca de nuestro Río Chubut. Dicha propuesta, además de generar una enorme zona de sacrificio, impondría un sitio minero al resto del territorio. Así, estos funcionarios entreguistas, servidores de las empresas mineras y de los gobernantes de la provincia y de la Nación que se asocian a ellas, nos ponen en la máxima situación de riesgo de los últimos tiempos.

Y por eso, la Unión de Asambleas Chubutenses se declara en MÁXIMA ALERTA, en estado de ASAMBLEA Y MOVILIZACIÓN PERMANENTES hasta que el proyecto de zonificación sea descartado por completo y hasta que se trate y apruebe la ley que creamos, que impulsamos, que nos robaron: exigimos la aprobación del proyecto presentado por INICIATIVA POPULAR en el año 2014.

La zonificación es inviable e insostenible, especialmente si se pretende exceptuar cualquier proyecto minero de la prohibición establecida por el artículo 1 de la Ley 5001. Dicha norma establece, además, que la zonificación no puede implementarse si no es a través del Consejo Provincial de Ambiente, el cual no se ha conformado hasta el día de la fecha. Definitivamente, este proyecto viene a quebrantar la paz social en toda la provincia.

Debido a esto, estamos en pie de lucha y resistiremos con todas nuestras fuerzas la embestida que los gobernantes nacionales, provinciales y municipales impulsan, aprovechando el escenario de crisis socioeconómica que ellos mismos han generado para asfixiarnos y disciplinarnos.

Los/las vecinos/as, los/las pobladores rurales, los pueblos originarios que habitamos, trabajamos y luchamos por un mundo mejor resistiremos cada una de sus trampas. Tenemos la fuerza de la dignidad que no se vende, que los mercenarios de las corporaciones, los mercaderes de la muerte, desconocen y no pueden estimar. ¡No nos daremos por vencidos/as jamás!

Diputados/as chubutenses: llegó la hora de elegir de qué lado estar: o se está a favor del proyecto de las empresas y gobernantes pro-megamineros y en contra del pueblo de Chubut; o se está en contra de la megaminería y a favor del pueblo.

Si le dan curso al vergonzoso proyecto de zonificación, que habilitaría el saqueo y la contaminación, serán cómplices de la devastación irreversible del territorio, del consumo completo del agua, del deterioro de la salud de la población, del saqueo de las riquezas actuales y potenciales que podrían desarrollarse mediante otro tipo de actividades verdaderamente sustentables y productivas.

Pero si eligen pasar a la historia como verdaderos/as representantes del pueblo, capaces de jugarse por el bien común, tomarán en sus manos nuestra ley en su versión original, la que fue presentada por iniciativa popular en el año 2014, y la defenderán hasta aprobarla. Esa ley es el instrumento que forjamos colectivamente miles de vecinos/as utilizando todo el conocimiento científico y social acumulado durante estos 15 años y serviría para ponerle fin de una buena vez al asedio extractivista. Necesitamos prohibir la megaminería metalífera y de radioactivos en toda la provincia de Chubut para poder soñar con otrodestino para nuestro territorio, para nosotros/as y para las futuras generaciones”.