Los usuarios del subte de la Ciudad de Buenos Aires podrán viajar con perros o gatos, los cuales se podrán llevar en compartimentos cerrados y con ventilación, los sábados después de las 13, y los domingos y feriados durante todo el día.

Quienes ingresen con mascotas deben hacerlo en el último vagón y llevar consigo la constancia de la vacuna antirrábica al día. El bolso o jaula debe tener dimensiones que permitan al dueño trasportarlo “por sus propios medios en forma segura”, aunque sin peso límite; además, cada usuario puede transportar solamente a un animal.

El personal de Metrovías está autorizado a negar el ingreso a quienes no cumplan las reglas. Al ingresar al Subte hay que dirigirse a un área señalizada, que coincide con el último vagón de la formación.

La norma alcanza sólo a perros y gatos, que son el 98 % de las mascotas porteñas según un informe de las autoridades de la Ciudad. Luego de un período de prueba de 180 días, Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) presentará un informe a la Legislatura porteña.

La norma fue aprobada por la Legislatura porteña el último noviembre, luego de que el área de Participación Ciudadana lanzara una encuesta por redes sociales y presencial donde, de 151.800 participantes, el 72 % se expresó a favor.