Por Leandro Vesco Fuente: Diario Nep de Trenque Lauquen.

El sueño de un país surcado por trenes uniendo pueblos cada día es más real. El Estado se hará cargo de los servicios ferroviarios de pasajeros de larga distancia que conectan la ciudad de Buenos Aires con Rosario, Córdoba, Tucumán y La Pampa.

La prestación de esas líneas estaba hasta ahora a cargo de la firma Ferrocentral (salvo en el caso de La Pampa) y quedarán desde ahora en manos de la empresa estatal Operadora Ferroviaria Sociedad del Estado (Sofse).  El Gobierno adelantó que llamará a una serie de licitaciones para realizar inversiones en el mejoramiento de las vías que conectan con Córdoba y Tucumán y también con Bariloche y Mendoza.

El objetivo del gobierno nacional es volver a darles un servicio ferroviario de calidad a todos los argentinos, porque el ferrocarril es el motor fundamental de un país que permite generar desarrollo e inclusión para todos. Nuestro país sufrió mucho cuando los ramales cerraron, cientos de pueblos y parajes debieron sufrir el éxodo de sus habitantes hacia ciudades cabeceras o engrosando la población en la Capital Federal. El tren, además de unir una nación, vincula familias y establece lazos comerciales, cuidando el medio ambiente.

Para los ramales a Córdoba y a Tucumán, el Gobierno anunció un “plan de vías” y en las próximas semanas llamará a una licitación para que comience el proceso de renovación. La definición de la frecuencia y los precios del servicio estarán sujetos a estudio en los próximos meses. También analiza renovar los coches de esas líneas. Hasta ahora hay en el país 220 vagones y 24 locomotoras importadas de China para el transporte de larga distancia. La prioridad para la renovación del material rodante son los ramales a Rosario y Mar del Plata, aunque también podría extenderse esa política a las nuevas líneas incorporadas.

En el caso del ramal Buenos Aires-La Pampa, el tren llegaba hasta Realicó y ahora continúa hasta General Pico con coches nuevos fabricados en el país. En el caso de Rosario, el Estado tenía una presencia fuerte en materia de inversiones, ahora también lo hará en la operación. Desde la cartera de Interior y Transporte explicaron que se están terminando obras en las vías y la intención es también reequipar la línea con coches cero kilómetro. Otro servicio interurbano que opera el Estado nacional es Buenos Aires-Mar del Plata. Antes de fin de año estará listo ese servicio con los nuevos coches, para la temporada veraniega. Arrancaría con una frecuencia de entre tres y cuatro servicios diarios. Para el año que viene, están previstas las obras de reactivación del tren a Bariloche y a Mendoza.

Las vías que hoy están en silencio esperan pronto el paso de formaciones repletas de pasajeros que vuelvan a integrar a un país que necesita federalizarse para hacer realidad una verdadera inclusión. Muchos pueblos volverán a ver sus estaciones abiertas y en los andenes los pasajeros regresaran a sus comunidades como antaño, con sus valijas cargadas de esperanza.