Chin-chin, de CarinaE. Espumante. [$130]

CarinaE Chin Chin es un vino espumoso compuesto de 80% Chardonnay y 20% Pinot Noir. Elaborado con el método Charmat Largo (fermentación en tanques durante 20 días a 16 oC de temperatura y en contacto con elías (levaduras muertas) durante 90 días, presenta matices amarillos leves con tonos verdosos, con un perlaje fino y abundante corona. De adecuada intensidad en nariz, delicado con mucha fineza, muestra frutas como durazno blanco y ananá y notas de flores blancas. Se destacan las notas a levaduras y pan recién levado. Con acidez fresca y armoniosa.

Lorenza, de Goyenechea. Bonarda 2013. [$198]

Goyenechea se lanza con la Bonarda. De un color rojo intenso, tonos violetas y centro de copa negro goza de muy buena intensidad. Expresivo, complejo y persistente, se perciben aromas frutales como cerezas, moras y grosellas propias de la variedad, y fumé, vainilla y tabaco provenientes de la barrica. En boca es de muy buen volumen, con taninos maduros suaves y buen balance. Robusto y con un toque de madera proveniente de barricas bien ensambladas.

Gran Punto Final, de Renacer. Cabernet Franc 2011. [$300]

El Franc dejó el lugar de uva que aporta color para abrir su ruta como varietal expresivo. Renacer sorprende con este ejemplar de alta gama, de color rojo rubí profundo e intenso, con aromas a cassis y frambuesa, que se complementan muy bien con notas de pimienta negra, eucaliptus y romero. Suaves toques de madera francesa le aportan complejidad y elegancia. Buen balance entre fruta y madera. Vino de impacto dulce, taninos suaves y aterciopelados. De carácter frutado, tiene buen cuerpo y concentración.