La Semana de la Ingeniería que se realizó en la UTN en Tucumán del 2 al 6 de junio ofreció diversas conferencias entre las que se destacó la del mexicano Alex Games, líder de un proyecto de aprendizaje basado en juegos de Microsoft, el “ludoaprendizaje”.

¿De qué se trata? Podemos imaginar la vieja ciudad de Ibatín (la vieja Tucumán) y un grupo de estudiantes primarios que la visitan por primera vez. Ellos están convencidos de que, una vez más, la lección consiste en recorrer las ruinas de la primera capital tucumana y dentro de un par de días presentar una breve monografía. Pero esta vez la maestra propone un juego que tiene como protagonista el teléfono móvil. Para los chicos, el paseo comienza a ser más parecido a lo que ellos quisieran.

El juego es una búsqueda del tesoro, pero las pistas en lugar de presentarse en un papelito escondido, aparecen en la pantalla del celular y de paso se mezclan con datos de la historia de Ibatín. Utilizando el GPS, el sistema detecta cuando el alumno ganó el juego, cuando encontró el tesoro, entonces en el celular reproduce un video para felicitarlo y arroja algún dato final sobre el sitio. Así, los chicos pasaron una mañana fuera del aula, jugaron y, por sobre todo, aprendieron la lección de historia más divertida de sus vidas. 

En realidad, el concepto del ludoaprendizaje no es nada nuevo. De hecho, es tan viejo que se nos olvidó cómo aplicarlo a la educación. Pero las nuevas tecnologías de la información nos están permitiendo revivirlo y usarlo de una manera muy poderosa para cambiar la forma en que los chicos aprenden en casi todas las áreas, creando un puente entre lo que hacen dentro del salón de clase con lo que hacen afuera”, dijo Games.

El hipotético paseo por Ibatín es uno de una infinidad de ejemplos en los que se podrían entrecruzar el juego tradicional (la búsqueda del tesoro) con la tecnología móvil, la realidad aumentada, la localización satelital, etcétera. Sin embargo, Games sostiene que no es necesario contar con altísima tecnología para retomar la poderosa herramienta del juego para aprender.

El Día de la Ingeniería Argentina, se festeja el 6 de junio debido a que en 1870 egresó del Departamento de Ciencias Exactas de la Universidad de Buenos Aires el primer Ingeniero Civil de Argentina: Luis Augusto Huergo.

Fuente: La Gaceta