El próximo sábado 9 de julio el presidente Mauricio Macri y los gobernadores de las 24 provincias del país se encontrarán en la pequeña sala de la Casa de Tucumán donde hace 200 años los representantes de algunas de las Provincias Unidas del Sur se congregaron para firmar la proclama, según informó un cable de la agencia oficial de noticias.

A diferencia de aquel momento, cuando provincias mesopotámicas no enviaron representantes o sí lo hicieron territorios que hoy no son distritos -como Chinchas o Charcas-, la idea del oficialismo es que en el Bicentenario “esta vez sí se firme una proclama con los gobernadores de todas las 24 provincias, incluyendo de paso a todas las nuevas creadas desde entonces”.

Con respecto al texto firmado aquella jornada histórica en San Miguel de Tucumán, contará con agregados y una versión más moderna, aunque aún no terminó de ser confeccionado.

Más allá de la señal de unidad que la Casa Rosada quiere exhibir de cara al Bicentenario, en la trastienda de los preparativos hubo algunos tironeos que llevarán a que el Presidente pase la noche de la víspera solamente con su gabinete y con el gobernador Gerardo Morales en la localidad de Humahuaca, en la Puna jujeña.

Según dejaron trascender fuentes oficiales, al demorar la confirmación desde el equipo presidencial sobre cómo sería la vigilia en la noche del 8 de julio, el gobernador tucumano, Juan Manzur, invitó a todos los gobernadores al concierto que se organiza en la capital de esa provincia para esa jornada. El gobierno nacional pagará el concierto y el hospedaje de todas las representaciones de las provincias, pero la noche del viernes habrá celebraciones por separado”, explicaron desde Cambiemos.