Necesitamos que el Estado nos contenga, que el Congreso avance en el tratamiento de la ley que autoriza la investigación y producción del aceite en base a cannabis para nuestros hijos“, pidió Laura Alasi, la primera en conseguir autorización oficial para ingresar la medicina al país.

Ella también es pionera en lograr que su obra social compre el producto estadounidense en base a la planta de marihuana, gracias a un amparo favorable firmado por la jueza Graciela Jofré, de Villa Gesell.

Por orden judicial, la obra social de los empleados públicos bonaerense (IOMA) “va a comprar el aceite y también se hará cargo de cubrir el tratamiento de mi hija, algo que no habíamos logrado sin recurrir a la justicia“, señaló la mujer.

Aclaró que “aún no me devolvieron el dinero por las prestaciones y todavía no recibí el aceite”. Cada paso para tratar en su hija el síndrome de West, un tipo de epilepsia infantil que provoca convulsiones permanentes, es “agotador”, definió la mamá.

Por eso “vamos a marchar el sábado a partir del mediodía en Plaza de Mayo, porque si bien el Anmat -la Administración Nacional de Medicamentos- está autorizando el ingreso del aceite y en IOMA mostraron predisposición y me aceptaron todos los papeles, no podemos vivir envueltos en burocracia“.

Laura necesita su tiempo para ocuparse de Josefina y de su otro hijo “para disfrutar nuestra vida junto a mi marido, porque el aceite ha mejorado mucho a nuestra hija. Los médicos están sorprendidos“.

Ella no reniega de la medicina tradicional, pero es consciente de que los médicos “también necesitan una ley, ya que algunos tienen temor cuando les decimos que estamos suministrando medicamento cannábico”.

Somos ‘mamás coraje’, todo lo vamos haciendo solas: necesitamos sentirnos acompañadas e involucrar a la sociedad“, compartió la mujer que disfruta contar los avances de Josefina desde que el aceite en base a cannabis acompaña el tratamiento médico tradicional de la niña de tres años.

Anoche, el Senado de Connecticut, Estados Unidos, aprobó el uso de la marihuana con fines medicinales para menores de edad, si bien la decisión final será del gobernador Dan Malloy,  para saber si se sumará a la lista de 23 estados que tienen leyes que permiten el consumo médico cannábico.

En Argentina, el Indentente Martín Randazzo del pueblo bonaerese de La Madrid estuvo hace unas semanas en el Congreso entregando un proyecto pionero para poder plantar marihuana en el Hospital Municipal del pueblo para hacer nuestro propio aceite canábico. El debate aún continúa.