Los animales fueron hallados en una casa ubicada en la calle 515 y 214 de esa localidad platense, donde también se secuestraron antibióticos, vitaminas y anabólicos utilizados para el crecimiento de las aves, además de las jaulas donde se encontraban.

Las riñas de gallo están prohibidas por la Ley Nacional 13.346, sancionada en 1954. Pero a lo largo de todas estas décadas los “galleros” idearon toda clase de atajos para continuar con esta práctica criminal que mueve importantes sumas de dinero, en donde dos gallos son obligados a pelear hasta que el dueño de cada animal dictamine el final. Muchas veces la muerte de uno de estos es el fin de la pelea.

Esta causa de Melchor Romero se inició a raíz de un hecho ocurrido el 14 de este mes, cuando un hombre de 37 años denunció haber sido amenazado de muerte, y en el expediente hay tres personas imputadas.

En ese domicilio vivía uno de los imputados en la causa que se investiga la amenaza, dijo uno de los jefes policiales que intervino en el procedimiento, quien detalló que “en otro de los operativos encontramos el arma usada para intimidar a la víctima”, y no descarta que “toda esta situación esté vinculada con el negocio de la riña de gallos”.

Según se informó, los animales quedaron a resguardo y pasarían a manos de los especialistas de la Dirección de Protección Animal de la Municipalidad de La Plata.

Los allanamientos fueron realizados por personal de la comisaría 14ta. de Melchor Romero, con apoyo de las seccionales 8va, 9na, 11ra, 12da, como así también del Grupo de Apoyo Departamental (GAD) y el táctico Halcón.

El caso es investigado por el fiscal Álvaro Garganta, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 11 del Departamento Judicial La Plata.