La dirigencia política en Córdoba está empecinada en hacer desaparecer los últimos bosques nativos de la provincia, cada vez más castigada por las inundaciones. Vecinos de San Antonio de Arredondo y Villa Carlos Paz se manifestaron en contra de la construcción del proyecto inmobiliario “El Dorado” que pretende levantar 20 torres sobre 56 hectáreas de bosques nativos.

El lema que unió a los manifestantes, alrededor de 1000 vecinos, fue: “Queremos verde, no El Dorado. En defensa del bosque nativo y el paisaje de San Antonio de Arredondo” La empresa GAMA S.A, es la encargada de llevar adelante este proyecto que generó el inmediato rechazo de todos los vecinos de la localidad y la región.

Para llevar a cabo las torres se tendrá que desmontar las 56 hectáreas de bosque nativo. Esto se hace en medio de una fuerte polémica por el modo en el que el gobierno pretendió en las últimas semanas impulsar una modificación a la Ley de Bosques con el fin de dejar el camino allanado para el desmonte químico, la ganadería y la especulación inmobiliaria, que es lo que está pasando en Arredondo con el proyecto de construir este complejo de edificios.

“El Gobierno de la provincia quiere avanzar con una nueva ley de bosques, que en realidad es una ley de desmontes, que garantiza que un puñado de empresarios agropecuarios pueda tener más rentas. Nosotros nos oponemos plenamente a esa ley y a cualquier tipo de desmonte que se realice en la provincia de Córdoba. El único modo de frenarlo es saliendo a la calle. Ya no podemos confiar en la Justicia, no podemos confiar en la Agencia Ambiente, el único modo es salir y copar los espacios para decir que nosotros no queremos más desmonte”, declaró a la prensa uno de los organizadores de la marcha.

Este proyecto traerá consecuencias no sólo para la población de San Antonio; también deterioraría la calidad del agua que tenemos, que es el agua que toma la ciudad de Córdoba. Pero puntualmente también afectará a nuestros vecinos de Carlos Paz, ya que al liberar la cubierta vegetal podríamos tener eventos de inundaciones como los que ya hemos tenido. Por eso hay gente de Carlos Paz que se ha movilizado hoy hasta acá”.

La marcha nucleó a miembros de la Coordinadora Punilla Sur, la Coordinadora de Sierras Chicas, y la Coordinadora por la Ley de Bosques de Córdoba. Todos apuntaron a la dirigencia política como la responsable de la destrucción de los bosques nativos de la provincia. En algunos de los discursos de oyeron conceptos como formar una resistencia al avance de la soja, la ganadería y los desarrollos inmobiliarios que ven como “una mina de oro” los bosques córdobeses que “nos dan el aire que respiramos”

La “Asociación de Amigos del Río San Antonio”, al finalizar la jornada de protesta, emitió el siguiente comunicado:

“Quedó claro que el mega emprendimiento de GAMA con sus 400 departamentos en medio de una Reserva Natural no tiene consenso social, en la Audiencia pública demostraremos que tampoco tiene licencia ambiental.”

“El amparo presentado por ADARSA, hace 4 años –continúa el comunicado- logró frenar el desmonte de esta zona ROJA. Lo que no saben quienes fijaron el 24 de Enero como fecha de la Audiencia Pública, creyendo que nos encontrarían en pleno descanso, es que aun fijándola para un 29 de Febrero no vamos a descansar: Lo que está en juego son 56 hectáreas de bosque nativo. Lo que está a la venta es el derecho de nuestros hijos y de todos nosotros a vivir en un ambiente saludable.”

“De un lado el sentido común; del otro lado la codicia, las trampas, los estudios de Impacto Ambiental deficientes, los funcionarios imputados por otorgar licencias ambientales para realizar desmontes ilegales y el empresario preso -en alusión al poderoso empresario Jorge Petrone, dueño de GAMA-. Seguiremos de este lado, que debiera ser el lado de todos: Por nuestros hijos, por el bosque, por la vida.”