Desde hace algunos meses la comunidad Mapuche “Epu Lafken” viene reclamando al Municipio de General Viamonte para que le deje usar las tierras donde se ubica un cementerio ancestral en donde hasta 1901 eran enterrados sus antepasados. Este semana la Secretaría de Derechos Humanos convenió con el Kume Trawn (Parlamento Mapuche de Los Toldos), la Universidad del Centro y el propio municipio para que se inicien las tareas de recuperación del predio.

El antiguo cementerio se halla en las inmediaciones de la laguna La Azotea, cerca de la localidad de Los Toldos. Para la comunidad es una gran victoria porque hasta este convenio no podían usar los terrenos donde se asentaba el lugar sagrado. La Secretaria del Consejo Provincial de Asuntos Indígenas (CPAI) de la provincia de Buenos Aires, Mishkila Rojas declaró al diario Hoy que: “este convenio constituye un hito en la historia del lugar y debe ser ejemplo del buen trabajo que se puede desarrollar en conjunto entre las comunidades, los distintos órganos de gobierno y la universidad”.

“Es importante el diálogo entre los actores para poder desarrollar un trabajo transparente que respete la consulta y participación de los pueblos indígenas” El primero de los trabajos será la investigación, el reconocimiento del lugar y la delimitación del predio para que la comunidad mapuche pueda enterrar allí a sus miembros con sus ceremonias ancestrales.

A fines del año pasado vecinos de la laguna La Azotea hallaron restos óseos que los mapuches consideran que son de sus antepasados, a partir de este hallazgo comenzaron las gestiones que hoy terminan con el reconocimiento de este predio como lugar sagrado.