Lo que YPF contamina, no remedia. Las Comunidades del Consejo Zonal “Xawvnko” (Confluencia) de la Confederación Mapuche de Neuquén le exigieron a YPF sentarse a dialogar para llegar a un acuerdo acerca de la contaminación que genera la actividad de la petrolera en los suelos cercanos al yacimiento Vaca Muerta.

Vaca Muerta desde hace años es la caja de Pandora de la industria petrolera, aunque como suele suceder con el extractivismo, todo el beneficio que se prometió que llegaría con su explotación jamás apareció. Lo único que generó y genera es contaminación. Para llegar al petroleo o al gas, es necesario producir la llamada fractura hidráulica, el proceso llamado fracking, que consiste en romper la roca subterránea con grandes cantidades de agua con agentes químicos que contaminan el subuselo y las napas.

Las comunidades mapuches entienden que YPF debe remediar todo el daño que está causando. El pedido de diálogo lo hicieron en las oficinas de la Gerencia Regional de YPF, en la ciudad de Neuquén. “Llegamos hasta las oficinas de YPF porque estamos en un estado de alarma general en las comunidades porque se notan movimientos de Gendarmería en los alrededores y creemos que esto responde a una política premeditada de YPF para buscar enfrentamientos que justifiquen una intervención de la Justicia Federal a través de la Gendarmería Nacional”, comentó a la prensa Jorge Nahuel, el Werken (vocero) de la Confederación Mapuche.

YPF está actuando de una manera extorsiva y provocadora porque no está cumpliendo con su parte del acuerdo de provisión de agua potable a estas comunidades, cuyas aguas naturales están todas contaminadas”, sostuvo al diario Río Negro el abogado de la Confederación, Emanuel Guagliardo. “Hay un silencio absoluto de parte de la empresa con una actitud muy negativa buscando provocar a estas comunidades y dejando de lado la comunicación con las mismas”, afirmó el letrado.

Entanto Nahuel, quien vive en carne propia las consecuencias del fracking, explicó hasta dónde llega la negligencia de YPF al negarles el agua que la empresa contamina: “Estamos viviendo situaciones dramáticas en casos de enfermedades de muerte, contaminaciones en el terreno y extorsiones de parte de la empresa. Tampoco están dando el suministro de agua potable que estaba acordado.” También quieren expresar su rechazo a la presencia de la gendarmería en tierras mapuches. “A nosotros nos parece que es una absoluta imprudencia que se pretenda criminalizar y se pretenda buscar una represión a comunidades que de por sí están viviendo una situación dramática producto de la contaminación creciente que hay en los territorios”.

El lonko (Jefe) de la Comunidad Kaxipayiñ, Gabriel Cherqui resumió la postura mapuche: “Las instancias de diálogo que tenía YPF con nosotros se han cortado de una manera discriminatoria porque la comunidad nunca cortó el diálogo y todavía seguimos esperando que esta gente reflexione y vuelva al diálogo” Desde que Vaca Muerta se posicionó en la agenda de la política energética de nuestro país, aún no se han visto beneficios sociales aunque sí económicos para las empresas extranjeras que extraen el recurso natural, este yacimiento descubierto hace 90 años parecer haber sentenciado el estilo de vida de los habitantes que antes convivían con el cielo y el viento y ahora lo tienen que hacer con las grandes torres metálicas que quiebran la roca subterránea.