Se trata de una caracterización de yuyos comestibles en la que trabajan técnicos del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).

“La vegetación espontánea cumple diferentes roles y brinda servicios, como alimentación, ornamentación, fijación de suelo, medicinal, etc., que generalmente se desconocen en la comunidad y es nuestra tarea contribuir a que ese conocimiento circule y crezca”, aseguró la especialista del INTA Cuenca del Salado, Laura De Luca.

La profesional indicó que hay varias razones por las que estas especies resultan una opción beneficiosa para las huertas y los jardines, e indicó que “más allá de sus propiedades nutricionales y medicinales, son rústicas, ya que están adaptadas a las condiciones climáticas del territorio y brindan su color y aroma sin necesidad de grandes cuidados”.

Los avances que arroja el estudio de la vegetación espontánea son compartidos en talleres dinámicos abiertos a la comunidad, en forma de caminata, en los que los participantes aprenden a identificar las plantas comestibles, conocen sus propiedades y recolectan semillas para multiplicarlas en la huerta, indicó el INTA.

Este proyecto, llamado “Todo está en la semilla: la identidad de las especies espontáneas, nativas o naturalizadas, de la región costera”, se desarrolla en las localidades bonaerenses de La Caleta, Parque Lago y Mar de Cobo.

A continuación, las 11 especies:

Marcela (Achyrocline satureioides (Lam.) DC., y Gnaphalium gaudichaudianum DC.). Medicinal: depurativo, antioxidante, digestivo, hepatoprotector. Momento de cosecha: verano.

Carqueja, carquejilla o yaguareté caá (Baccharis sp L.). Medicinal: colagogo, hepático, diurética; antiséptica de uso externo. Momento de cosecha: primavera, verano.

Diente de león, amargón, taraxaco o panadero (Taraxacum officinale L.). Comestible: aporta betacarotenos, potasio, magnesio y calcio, ácido fólico y hierro. Medicinal: antioxidante, depurativo, diurético, hepatoprotector. Además, aporta néctar para insectos benéficos. Momento de cosecha: primavera (brotes tiernos), verano (flores) otoño (raíz).

Achicoria, radicheta, philliyuyu (quechua), radicchio o radichia (Cichorium intybus. L.). Comestible: aporta hierro, calcio, vitaminas A y C. Medicinal: fluidifica la sangre, hepatoprotector, colirio (flores). Además, aporta néctar para insectos benéficos. Momento de cosecha: verano (flores), todo el año (hojas).

Llantén o siete venas (Plantago: P. major L; P. media L.; P. lanceolata L.). Comestible: aporta taninos, mucílagos, ácido fumárico. Medicinal: antiinflamatorio y antiséptico, laxante suave. Momento de cosecha: otoño, verano.

Huevito de gallo o uvita del campo (Salpichroa origanifolia Lam.). Comestible: aporta fósforo, calcio, zinc, hierro, proteínas (fruto). Medicinal: analgésica, antiinflamatoria. Momento de cosecha: todo el año, otoño (frutos), primavera y verano (flores).

Artemisa, hierba de San Juan, hierba de la mujer (Artemisia vulgaris L.). Comestible: condimento de carnes y guisos. Medicinal: regula ciclo menstrual, desinflamatoria, vermífuga, cataplasmas (uso externo). Momento de cosecha: verano, otoño.

Flor de pajarito, fumaria (Fumaria officinalis L.; Fumaria capreolata L.). Medicinal: hepatoprotector, depurativo de hígado, vesícula, riñones, emoliente y anticaspa (uso externo). Momento de cosecha: primavera, verano.

Verdolaga (Portulaca oleracea L.). Comestible: aporta vitaminas B1 y B2, calcio, ácidos grasos omega-3. Medicinal: diurética, controla acidez estomacal. Momento de cosecha: verano.

Menta cimarrona, menta poleo, menta del bajo (Mentha pulegium L.). Comestible: condimento e infusión fría o caliente. Medicinal: expectorante, carminativo, sedante, antipirética. Además, aporta néctar para insectos benéficos. Momento de cosecha: verano, otoño.

Retama, genista, retama de olor (Spartium junceum L.). Flores: perfumería, aromaterapia, extracción de pigmento amarillo comestible. Además, aporta floración para abejas e insectos benéficos. Momento de cosecha: primavera-verano (flores).

Rucoletta, rúcula salvaje (Eruca vesicaria, Eruca sativa). Comestible: aporta minerales, fibra y triptófano. Medicinal: digestiva, afrodisíaca. Momento de cosecha: primavera-verano (semillas), otoño.