Por Matilde Moyano

Las tierras destinadas a cultivos de kiwi en Nueva Zelanda, país conocido por ser el mayor productor a gran escala de esta fruta, se encuentran ubicadas en la misma latitud que Mar del Plata. Esto es lo que captó el Grupo CAMS, dedicado principalmente a la construcción de obras residenciales e industriales en la ‘ciudad feliz’, pero que desde 2012 apuesta a su firma ‘Don Kiwi’.

Con una inversión de un millón y medio de dólares, este proyecto cuenta con 30 hectáreas destinadas al cultivo de esta fruta que en Argentina ya ocupaba unas 400 hectáreas entre Sierra de los Padres, General Pueyrredón, Miramar y La Plata, pero que no llegan a abastecer el mercado interno, por lo que importamos kiwi de Chile, donde existen 14 mil hectáreas, también de Italia y Nueva Zelanda.

En nuestro paso por Mar del Plata junto a la Secretaría de Turismo conocimos a Mariano Martínez, Gerente de Marketing de este nuevo proyecto que incursiona en el cultivo de kiwi, quien nos explicó que el sudeste de la provincia tiene condiciones climáticas ideales para esta fruta: la cantidad de horas de frío, la cantidad de lluvia y el suelo, bien drenado, ya que las raíces del kiwi necesitan tener al menos un metro de tierra fértil y que no haya obstrucción, porque las raíces son muy grandes y es una planta que dura entre 40 y 80 años.

‘Don Kiwi’ podría llegar a tener cosecha en 2017, que podría llegar a los 5 mil kilos, o esperar a 2018 y obtener 15 mil, ya que cuanto más se espera, más se desarrolla la planta y se obtienen más frutos.

Sería muy importante que haya más inversores, porque eso hace que la industria se potencie, que se profesionalice. Actualmente somos un nicho de la fruticultura y se podría llegar a hacer muchísimo más, tranquilamente se podría llegar a exportar la totalidad. Todavía nos falta abastecer el mercado interno y hay potencialidad para abastecer el mercado europeo en contrastación”, aseguró Martínez a El Federal.

Cabe mencionar que ‘Don Kiwi’ trata de prescindir de agroquímicos, ya que se usan abejas para realizar la polinización, por lo que tampoco utilizan insecticidas. El kiwi consiste en plantas hembras y machos (los machos no tienen fruto, sólo las hembras dan fruto). La época de cosecha en el sudeste de Buenos Aires es en mayo, porque si se cosecha fuera de tiempo, el fruto no tendrá el sabor ni la dulzura óptimos, a diferencia de otras frutas que se pueden cosechar antes y que maduran fuera de la planta.