El objetivo es analizar distintas metodologías de derivación de los niveles guía de calidad de agua para la protección de la biodiversidad acuática, que fueron desarrolladas en Argentina y el exterior, con el fin de seleccionar aquella que mejor se adapte a nuestro país.

La capacitación formó parte del plan de trabajo de la Red de Evaluación y Monitoreo de los Ecosistemas Acuáticos (REM.AQUA), creada por la cartera de ambiente nacional y el Consejo de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET).

Se trata del comienzo de un trabajo que se extenderá por tres años y constituye una excelente oportunidad para transferir conocimientos desde el CONICET a los entes decisores de Gobierno.

El objetivo de la REM.AQUA es la elaboración de herramientas de diagnóstico y evaluación ambiental que permitan conservar y restaurar los ecosistemas acuáticos, acercando bases técnicas sólidas para alcanzar los consensos necesarios en una gestión ambiental del agua con miras a alcanzar una gobernanza sobre este recurso. Asimismo, brinda información para la construcción de los reportes nacionales.