La semana pasada un grupo de lobos marinos sorprendieron caminando por el puerto de Mar del Plata, “tomando las calles” ante la ausencia de humanos. Ahora fueron las gaviotas las que disfrutaron del territorio despejado de amenazas.

La cuarentena para mitigar el impacto del Coronavirus produjo cambios en los ecosistemas, entre ellos, posibilitó un aire más puro gracias a la disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero. Por otro lado, debido a que las ciudades del mundo están más tranquilas, los animales ven luz verde para pasear por las calles, algo que tenemos que poder ver como una invitación a repensar la manera en que nos relacionamos con la naturaleza.

Compartimos a continuación las “imágenes de libertad” del día en que las gaviotas se animaron a ir por más, como en la novela Juan Salvador Gaviota, cuyo protagonista supera los límites de su capacidad de volar:

gaviotas playa

Fotos: Télam