Vecinos y vecinas marplatenses se concentraron en la zona de Perla Norte para decirle “No a la playa privatizada”, “los balnearios privados destruyen el ecosistema” y “la playa no se vende”, como indicaban algunos de los carteles.

Desde hace ya muchos años, distintas organizaciones de Mar del Plata venimos denunciando la usurpación de la playa pública por parte de los balnearios. Esa usurpación es el resultado de dos factores:1) la privatización de la playa como política de gobierno, de la que han participado históricamente, el Poder Ejecutivo Municipal y el Consejo Deliberante, y 2) la absoluta falta de control de la ocupación concesionada a los balnearios por parte del Poder Ejecutivo Municipal“, expresa una carta enviada a la Municipalidad de General Pueyrredón por parte de las agrupaciones Remadores – Playas Limpias, Surfrider Foundation, En defensa de las playas publicas, Kula Earth, Ángeles Verdes, Mdp Limpia, Greenpeace y Foro Costero Ambiental.

En la manifestación, Mariano Gemin, referente de la asamblea ‘En defensa de las playas públicas‘, explicó que el reclamo es para frenar “el avance de los balnearios privados, con piletas y construcciones de cemento sobre cada vez más espacios”. Reclamó además por “la falta de protocolos para el uso de las playas públicas, y baños públicos” de cara al inicio de la temporada de verano el próximo 1 de diciembre, en el marco de la pandemia por coronavirus.

Al finalizar la concentración sobre la avenida costanera, un grupo de personas que asistieron a la convocatoria bajaron a la playa e ingresaron a un balneario privado montado a la altura de French y la Costa y desmantelaron gran parte de las instalaciones, arrancaron cerca de cien metros de vallados de madera con redes instalados sobre la orilla, quitaron las lonas de más de 80 carpas montadas en la arena.