Diseñada y construida por el arquitecto argentino Amancio Williams, reconocido en el mundo por representar el Movimiento Moderno, la “Casa del Puente“, también conocida como la “Casa sobre el Arroyo”, es Monumento Histórico Artístico Nacional desde 1997.

En esta primera etapa destinaremos 20 millones de pesos para poner en valor la Casa del Puente, una obra de vanguardia emplazada sobre un lugar de ensueño, que atrae a cientos turistas y arquitectos de todo el mundo“, explicó Fernando Álvarez de Celis, titular de la Secretaría de Planificación Territorial.

Por su parte, Teresa de Anchorena, presidenta de la Comisión Nacional de Monumentos destacó que “no solo se recuperará la integridad de un bien cultural de gran valor, sino que al mismo tiempo se brindará la posibilidad de compartir entre especialistas la experiencia de concretar un plan integral para restaurar una joya de la arquitectura moderna“.

 

Se trata de una de las obras arquitectónicas más representativas del Movimiento Moderno, y es estudiada por las carreras de Arquitectura de todo el mundo debido a su originalidad y perfección constructiva, ya que todas sus partes compositivas cumplen funciones específicas con una gran sencillez que prescinde de ornamentos, algo que marcó una ruptura con la tradicional configuración de espacios.

Ubicada exactamente en el centro geográfico de la ciudad de Mar del Plata, en el barrio Pinos de Anchorena, la casa fue diseñada y construida por el arquitecto argentino Amancio Williams entre 1943 y 1945, a partir del pedido de su padre, el músico Alberto Williams, fundador del Conservatorio de Música de Buenos Aires.

La casa fue emplazada sobre el Arroyo Las Chacras, un curso de agua fundacional de la ciudad de Mar del Plata que en 1957 fue interrumpido por razones de saneamiento.

Ubicada dentro de un parque, la casa conserva una porción del paisaje silvestre de la pampa, siguiendo el lineamiento de la naturaleza, según criterios lógicos y matemáticos. Como la premisa era no alterar el entorno natural, la construcción consiste en un rectángulo de hormigón armado, de 26×9 metros.

Fotos: Matilde Moyano