Juntos. “2212 Joyería Contemporánea nació en 2003. Primero con un pequeño showroom donde la idea era mostrar el trabajo realizado en los últimos tiempos. Luego fuimos ampliándonos, participando en ferias, muestras y galerías en la Argentina y otros lugares del mundo”, comentan Alejandra y Alejandro Buritica. Hoy, el matrimonio tiene además una escuela de joyería y orfebrería en el barrio de Núñez, CABA. “El material principal con el que trabajamos es plata 925. La plata ebulle a 2212º Celsius y de ahí el nombre del emprendimiento.” Ellos también utilizan materiales alternativos. Alejandra pintó durante muchos años y siempre tuvo especial gusto por inventar piezas rudimentarias de joyería. Alejandro comenzó a estudiar joyería paralelamente a arquitectura y se apasionó con la tridimensionalidad de la pieza en relación al cuerpo. Ambos creen que es posible llevar el arte puesto.