El buque más grande de Greenpeace, el “Esperanza”, sigue siendo visitado por marplatenses y turistas en la Base Naval. Ayer recibió a casi 600 personas, entre niños y adultos, que se interiorizaron sobre la nueva campaña de la organización ambientalista en pos de la situación forestal que vive el país. Desde el agua esperan salvar a los bosques en la tierra.

Muchas personas desconocían el por qué de la visita del buque, y una vez dentro, fueron informados por voluntarios de la ONG sobre la emergencia forestal en la que se halla nuestro país. La visita guiada, libre y gratuita, comienza en tierra con una “experiencia sensitiva”, ya que se montó en una carpa el símil del ecosistema del bosque, con los colores, olores, temperaturas y vegetación del mismo.

Quisimos recrear el bosque -contó Mariana Ciaschini, una de las encargadas de prensa de Greenpeace- para que la gente viva la experiencia de saber cómo es el ámbito que tanto peligro corre“.

El “Esperanza” ostenta una bandera que pide “Salvemos los Bosques” y el primer sitio que se recorre a bordo es el helipuerto, donde voluntarios de la organización junto a parte de la tripulación cuentan parte de las tareas desarrolladas.

El recorrido continua por el hangar y el puente, donde los visitantes escuchan atentamente las denuncias de Greenpeace: “El país se encuentra en emergencia forestal. Un informe de la FAO indica que Argentina está entre las 10 naciones que más bosques destruyen en el mundo“.

Esto ocurre, entre otros motivos, por “el incumplimiento de la Ley de Bosques: desde su sanción, en 2007, se destruyeron 600 mil hectáreas de bosques protegidos. A diferencia de otros países, en Argentina la deforestación ilegal no es considerada un delito penal”. Y Greenpeace, a través de esta campaña, quiere empezar a revertir esa situación. La deforestación debe ser vista como un crímen.

“Es increíble lo que está pasando y nosotros ni nos enteramos. Si todos hacemos un poquito, creo que se puede revertir. El país ya empezó a cambiar”, comentó una visitante. Durante el pasado fin de semana, el buque recibió la visita de más de 2 mil personas y esperan aumentar esas presencias en las jornadas de hoy y mañana.

El miércoles, el “Esperanza” comenzará su navegación rumbo a Rosario, donde se realizarán distintas acciones de promoción e información sobre la campaña, y terminará su estadía argentina en el puerto de Buenos Aires. Luego rumbeará hacia Sudáfrica a partir de mediados de enero.

El buque está al mando del capitán argentino Daniel Rizotti, activista de Greenpeace desde hace 20 años, condenado en 2005 por prowwwar contra la guerra en Irak a bordo de otro barco de la organización, el Rainbow Warrior.

Los barcos de Greenpeace siempre han sido importantes instrumentos para impulsar las campañas ambientales que realiza la organización en todo el mundo. Como capitán del Esperanza en este viaje, es para mí una enorme responsabilidad llegar a mi país para poder contribuir en la defensa de nuestros bosques nativos“, afirmó Rizzotti.

El barco se puede visitar en Mar del Plata, de 10 a 12 y de 16 a 19. Para conocer más sobre el tour del buque en nuestro país podés ir a https://sites.greenpeace.org.ar/esperanza/