En septiembre de 2015 Barrick Gold, empresa canadiense que explota la mina Veladero, en Jáchal (San Juan), debido al poco interés en realizar tareas de control y mantenimiento, derramó más de un millón de litros de agua cianurada que contaminaron cinco ríos. Desde entonces Barrick Gold ha ejercido una fuerte presión en el gobierno municipal, provincial y nacional para que la mina permanezca activa, desconociendo su responsabilidad en este hecho que produjo un daño enorme al medio ambiente sanjuanino.

Desde hace casi un año La Asamblea Jachal No Se Toca ha venido ralizando diferentes campañas para concientizar a la población sobre el peligro que genera la presencia de Barrick en la región. Gracias a las acciones de este colectivo fueron posible que en todo el país salieran a la luz todos los entramados políticos que han permitido que Barrick Gold permanezca explotando la mina, aún cuando diferentes estudios han determinado que el derrame de cianuro contaminó cauces de ríos, además de violar la La Ley 26.639 de Ley de Preservación de Glaciares y Ambientes Periglaciales.

Greenpeace hace un tiempo atrás se plegó a la lucha de los asambleístas de Jáchal y lanzó un petitorio que entregarán al Presidente Mauricio Macri en donde se le exige al mandatario que cierre la mina. Esta campaña esta semana sumó superó las 215.000 firmas. Vos podés ser parte de esta cruzada que trascendió lo meramente ambiental, ya que Barrick Gold hoy domina voluntades políticas, su presencia en tierra sanjuanina refleja la poca importancia que la dirigencia política le da al cuidado del medio ambiente, superponiendo los intereses económicos por sobre la vida. 

Todavía podes firmar el petitorio, ingresando a este link:

 https://sites.greenpeace.org.ar/noveladero/index.php?webnuestrasvic&utm_source=web&utm_medium=nuestrasvic&utm_campaign=glaciares