San Pedro, Punta Lara, Punta Indio, San Clemente del Tuyú, Santa Teresita, San Bernardo, Ostende, Villa Gesell, La Baliza (Mar Chiquita), Mar del Plata, Arenas Verdes, Necochea, Claromecó, Balneario Sauce Grande, Arroyo Pareja, Villa del Mar, Isla Lucero, Pehuen Co, Cerri (Bahía Blanca) y Monte Hermoso son las localidades costeras bonaerenses que fueron censadas durante septiembre y octubre pasados, por más de 40 organizaciones civiles participaron y 750 voluntarios.

En el censo se cubrió un área total de 888.444 metros cuadrados donde se encontraron 71.848 residuos de los cuales el 83,2% eran plásticos.

Esta iniciativa surge de la preocupación creciente por la interacción negativa entre el plástico y las tortugas marinas. El 97% de las tortugas marinas que ingresan a nuestro centro de rescate contienen plástico en su sistema digestivo”, afirmó Karina Álvarez, bióloga y responsable de Conservación de la Fundación Mundo Marino.

Según datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), 13 millones de toneladas de plásticos son arrojadas a los océanos cada año.

Los indicios de la interacción de materiales no orgánicos con la fauna marina son preocupantes. Los desechos plásticos en las aguas oceánicas pueden representar numerosos peligros para la vida marina. Su ingestión, por ejemplo, puede conducir a deficiencias nutricionales o inanición por obstrucciones estomacales“, precisaron en un comunicado las organizaciones.

El 20,6% del plástico registrado estuvo conformado por “fragmentos” de ese material, es decir, plástico duro proveniente de productos de mayor tamaño y que por la acción del sol, el viento y el mar se desintegran hasta convertirse en porciones más pequeñas identificadas como microplásticos.

Estos elementos, una vez que entran en la red alimentaria del ecosistema, afectan no solo la salud de los animales. De acuerdo al estudio “Naturaleza sin plástico: evaluación de la ingestión de plástico de la naturaleza a las personas”, basado en un estudio solicitado por la Organización Mundial de Conservación (WWF por sus siglas en inglés) sobre el consumo de microplásticos en seres humanos, una persona en promedio podría estar consumiendo aproximadamente cinco gramos de plástico por semana, es decir, el equivalente al peso de una tarjeta de crédito.

Los tipos de contaminantes plásticos que más se encuentran en las costas bonaerense son:

Colillas de cigarrillo (27,3%)
Fragmentos plásticos (20,6%)
Telgopor (8,6%)
Envoltorios plásticos (8,1%)
Bolsas plásticas y tapitas (6,2%)

Las colillas de cigarrillos pueden contaminar entre 8 y 10 litros de agua del mar y hasta 50 litros si se trata de agua dulce. Recordemos que recientemente el Concejo Deliberante de Pinamar aprobó una ordenanza que prohíbe fumar en las playas de esa localidad balnearia.