Brasil mató al símbolo de la Amazonia. Un jaguar, el felino emblemático de la selva amazónica era exhibido durante el paso de la antorcha olímpica por Manaos, en un hecho incomprensioble, militares armados con ametralladoras lo balearon luego de que el jaguar se había escapado de su cuidador.

El hecho recorrió el mundo entero. Los juegos Olímpicos de Brasil, que comienzan el próximo 5 de Agosto, no tienen los mejores augurios. Hace unos días atrás el alcalde de Río de Janeiro reconoció que la ciudad estaba quebrada economícamente y no podía afrontar los gastos finales para terminar las obras y asegurar la realiación de los juegos. La muerte a sangre fría de “Juma”, tal el nombre del jaguar, sumó una nueva, acaso la más grave mala noticia acerca de estos Juegos hoy ya empañados de sangre.

Juma” era un jaguar que vivía hasta el lunes en un zoológico que funcionaba dentro de un comando militar de la Amazonia, en Manaos, compartía su celda con seis ejemplares de su misma especie. Pero Juma era muy querido en la ciudad porque había sido rescatado del tráfico de animales por el Instituto Brasileño de Medio Ambiente y Recursos Naturales, quienes lo donaron al zoológico ya que se consideró que allí podría ser tratado con los mayores cuidados. Desde cachorro estaba acostumbrado al trato con los seres humanos.

“En la transición de un lugar a otro dentro del zoológico el jaguar se escapó y corrió. Fue perseguido y se siguió el protocolo con disparos de cerbatana, pero aún con cuatro tiros se dirigió hacia un veterinario, y para resguardar la integridad física del cuidador, fue sacrificado”, dijo el coronel Luiz Gustavo Evelyn, quien está a cargo de la Base donde se produjo el incidente. 

Acaso el jaguar nunca quiso herir a nadie, quizás soñaba con la libertad, lo que si está claro que matarlo no era la solución. “Un evento no tuvo que ver con el otro. Infelizmente ocurrió el día de la antorcha, pero estaba en el zoológico. El animal participó del acto porque la antorcha pasó por dentro del zoológico”, comentó Evelyn, quien intentó despegar a los Juegos Olímpicos de la situación.

El jaguar está en peligro de extinción en el Amazonas, el militar reconoció que fue un hecho muy triste y que el Centro de Instrucción de Guerrra en la Selva abrirá un sumario para ver qué eslabón en la cadena de responsabilidades falló produciendo la muerte de este felino que ya se convierte en la primera víctima de estas Olimpiadas que le están costando a Brasil mucho más de lo que puede dar, en tiempos en los que su situación polítca y social requieren de toda su inteligencia y de todos sus fondos para intentar sacar al pais adelante.