“Matar al río” es un documental que muestra la realidad de uno de los ecosistemas más vírgenes y sensibles de nuestro país y que quieren destruir con la construcción de dos megarepresas sobre el río Santa Cruz, que modificarán el medio ambiente y el estilo de vida pobladores y comunidades de pueblos originarios, quienes expresan en el documental su rechazo a la presencia de esas represas.

Las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic han dividido a la sociedad santacruceña, aunque es más fuerte el rechazo en todos lo ámbitos. El documental durá 13 minutos y fue estrenado en el Centro Cultural Konex de la ciudad de Buenos Aires. En él se intenta probar el impacto negativo que tendrá para una región ambientalmente sensible, también informan sobre las alternativas que existen para generar energía renovable y limpia.

El río Santa Cruz nace del deshielo de los glaciares en la cordillera andina y tiene una longitud de casi 400 kilómetros, desembocando en su estuario en el Mar Argentino, cruza toda la provincia, en su recorrido atraviesa ecosistemas que se mantienen imperturbables desde hace siglos. El río y su entorno, son hábitats que tienen una biodiversidad única, con especies en peligros de extinción como el macá tobiano, un ave que anida en el río. Todo este ecosistema es el que pretenden modificar con la construcción de la represas que el gobierno nacional quiere hacer junto con empresas y bancos chinos.

Aves Argentinas, Banco de bosques, Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), Fundación Vida Silvestre Argentina y Fundación Flora y Fauna son algunas de las organizaciones que lograron frenar la construcción de la represas con un recurso de amparo, también consiguieron que se haga una Audiencia Pública que se realizó en el Congreso de la Nación en donde el ministro de Energía y Minería Juan José Aranguren y el titular de Medio Ambiente Sergio Bergman quisieron explicar lo inexplicable: que las represas no tendrán ningún impacto en el medio ambiente. Jorge Yanicellivecino de El Calafate y uno de los oradores en la audiencia público, nos explicó: “Es un río protegido con un ecosistema que se dañará si se hacen las represas. El gobierno no está informando bien, por ejemplo con el tema de las cotas, hay diferencias que preocupan porque un metro de más en algunos cosas significa que quedarán bajo agua lugares que hoy no tienen agua, por lo tanto la modificación del medio ambiente es real”

“Matar al río” deja en claro que se quiere producir energía a cualquier costa, con una forma de generación obsoleta, que ya se está descartando en el mundo. El proyecto, que fue reactivado por el gobierno de Cristina Krichner recibió un nuevo impulso con la asución de Mauricio Macri, en ambos casos se trata de un proyecto que nació de forma dudosa y que se pretende realizar aún cuando todos los especialistas en medio ambiente aseguran que será perjudicial para la vida del último río glaciario libre de nuestro país.

Para ver el documental hacé click acá

Podés seguir todas las novedades en el hashtag #RíoSantaCruzSinRepresas o por su página en Facebook.