Fue una prueba piloto y resultó. En el marco del Día Mundial sin Auto, la Municipalidad de Mendoza premió con $300 y un licuado hecho con una “bici licuadora” que funciona a pedal a todas aquellas personas que fueran a trabajar en bicicleta. Alrededor de 300 empleados optaron por dejar sus autos y sumarse a la propuesta.

“Hay muchos empleados que han venido a trabajar en bicicleta y van a ser premiados con 300 pesos y riquísimos jugos naturales hechos en la bici licuadora, que es furor entre los asistentes”, comentó el intendente Rodolfo Suárez. La idea,  además de acompañar a la fecha mundial, tiene como objetivo descongestionar el intenso tráfico de la ciudad de Mendoza. “Desde la Municipalidad siempre se acompaña con medidas para fomentar el uso de la bicicleta, este año fueron más los trabajadores que adhirieron y cada vez son más las bicisendas que conectan a todo el municipio en 15 kilómetros de ciclovías”, reconoció el jefe comunal.

La medida, fue por un día y debido al éxito que tuvo, podría extenderse ya que el tráfico en la capital medocina es caótico. En La Pampa también se adhirieron al Día Mundial sin Auto, el Intendente de Santa Rosa, Leandro Altoaguirre fue a trabajar en bicicleta. Se convocó a todos los vecinos a que fueran a sus trabajos de este modo, y la propuesta sumó a comerciantes, maestros, empleados y estudiantes. En este día también se impulsa el uso del transporte público.

La Agrupación Bicisenda Santa Rosa-Toay (La Pampa) celebró la idea.  “La movilidad urbana representa el 40 por ciento de todas las emisiones de monóxido de carbono. El auto es el principal emisor de gases contaminantes y es por ello que es urgente adoptar medidas para reducir su uso y utilizar otros medios de transporte más sustentables“, adviertieron los ambientalistas.