Ubicado entre las localidades de Tupungato y Potrerillos, el Parque Provincial Cordón del Plata celebra el incremento de la presencia de fauna silvestre. La presencia de guardaparques provinciales allí permitió implementar el control y fiscalización de actividades como la cacería furtiva, el trampeo de aves, la extracción de flora y el manejo de residuos sólidos.

Entre las aves, se destacan el pato de torrente, el picaflor cometa, chorlito de vincha, cóndor andino, tucuquere, entre tantas otras que sobrevuelan hoy recursos hídricos protegidos como glaciares, vegas y arroyos que desembocan en el dique Potrerillos.

En los últimos años se promovió la conectividad ecológica para la conservación de la naturaleza, dado que la fragmentación del paisaje es una de las principales causas de la pérdida de funcionalidad de los sistemas y de declive de la diversidad biológica.

“Es por eso que estas acciones tienen como objetivo generar un corredor biológico de alta montaña, comprendido por Áreas Naturales Protegidas desde Malargüe hasta el límite con San Juan“, explicaron desde la cartera de Ambiente. La conformación de este corredor sumó 138.000 hectáreas pertenecientes a la zona de El Sosneado, lo que permite generar una unión entre las reservas Laguna del Atuel y Laguna del Diamante, sumándolas al corredor que ya comprenden con las Áreas Naturales Protegidas de Volcán Tupungato, Manzano Histórico-Portillo Piuquenes, Aconcagua y Villavicencio.