Según se informó desde el ministerio de Tierras, Ambiente y Recursos Naturales, llegaron a la provincia cuyana 10.000 alevinos de la zona de Chascomús y 800.000 ovas para toda la provincia de Mendoza, de las cuales ya se dejaron 200.000 ovas para la planta de piscicultura de El Carrizal, a unos 60 kilómetros de la capital provincial, mientras que el resto fueron sembrados en los diques de la zona sur de San Rafael que concentra el lago Nihuil.
Se trata de un programa que es llevado adelante por la Dirección de Recursos Naturales en conjunto con los clubes de pesca, cuyo personal se capacita año tras año en reproducción y siembra de alevinos en diques mendocinos.
El Programa Provincial de Ictiofauna lleva ya dos años sembrando peces en los espejos de agua de Mendoza donde se permite la pesca, mejorando la especie y consiguiendo mejor peso y tamaño. Daniel Gómez, director de Recursos Naturales, explicó que el Programa Provincial de Reproducción y Siembra tiene el objetivo de posicionar la pesca deportiva como un producto turístico.
“Es el esfuerzo de varios años de trabajo y de una decisión de esta gestión de trabajar con todos los sectores”, apuntó. Gómez explicó además que el Club San Martín del Carrizal, alojó en sus incubadoras las ovas traídas de las estaciones hidrológicas de Chascomús y que la siembra de peces se realiza porque hay especies que se van perdiendo por el accionar propio de las represas.
 
“Las acciones realizadas durante estos últimos dos años están poniendo en valor la pesca deportiva en Mendoza, actividad que dadas sus condiciones naturales, viene creciendo”, expresó Guillermo Elizalde, titular de Tierras, Ambiente y Recursos Naturales, quien rescató como fundamental en todo este proceso, la capacitación que realiza el personal de las delegaciones en técnicas de manejo y reproducción de pejerrey.
 
“El balance es más que positivo ya que estamos comprobando que la especie ha mejorando notoriamente y esto es lo ven los pescadores quienes están sacando ejemplares de mayor tamaño que hace unos años. Esto tiene una enorme importancia para las actividades y la economía de la zona”, señaló.

Por su parte Salvi Baduí, presidenta del club Martín Pescador, comentó que este proyecto junto a la Dirección de Recursos Naturales se viene realizando desde hace años y cada uno de los clubes ha colaborado para fomentar la cría de peces.
“El gobierno de la provincia ha trabajado muy fuerte dando participación a los clubes para que tomemos conciencia de lo que es formar una planta piscícola y tener nuestra propia producción”, concluyó.