Un predio que hace 30 años fue conocido por la mina de uranio Huemul en Malargüe, Mendoza, es hoy un parque público con juegos para niños. La Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y la Municipalidad de Malargüe inaugurarán el Parque el Mirador, tras finalizar la construcción del encapsulado de las colas del mineral.

Se trata de siete hectáreas con centros deportivos, bicisenda, pérgolas, juegos infantiles y un anfiteatro. Así, se recuperó parte del predio de la CNEA que será cedido a la Municipalidad de Malargüe y funcionará bajo su administración.

Esta reconversión, posible a través de un préstamo del Banco Mundial de u$s 30 millones, es totalmente novedosa en la región ya que se trata de la primera remediación ambiental de una mina de uranio que se realiza no solo en Argentina sino también en toda Latinoamérica.

En lo que fue el Complejo Fabril Malargüe se procesó mineral de uranio entre 1954 y 1986, proveniente de las Minas Huemul y Sierra Pintada. Fue la primera planta de estas características en Argentina y según datos de la CNEA produjo 752 toneladas de uranio, en forma de pasta, materia prima para el combustible usado en los reactores de potencia e investigación.

Por esa actividad, se produjeron colas de mineral, que quedaron en el lugar una vez que el mineral fue procesado para extraer el uranio. Aunque eran de muy baja actividad radiológica, se realizó el encapsulado para evitar su dispersión e interacción con el ambiente y las personas.