“El Origen de i”, ubicado en la Ruta Nacional 7 antes del ingreso a Potrerillos, es un bar que se inauguró en 2015 con el objetivo de lograr la autosustentabilidad a través de las energías renovables y los recursos de la zona.

Luego de mucho esfuerzo, instalaron en el techo del lugar seis paneles fotovoltaicos de dos metros cuadrados cada uno y con capacidad de batería de 1000 amperes, que se sumaron a los cuatro pequeños ya existentes, lo cual permitió reemplazar el generador de energía convencional que funcionaba anteriormente.

Sabrina Gargantini, propietaria de “El Origen de i”, contó a medios locales que “antes no podíamos guardar la comida porque significaba tener el generador prendido permanentemente, con un alto consumo de nafta, por lo que teníamos que subirla en heladeritas horas antes de abrir. Ahora puedo guardar la mercadería en las heladeras del local. Además cuando el generador fallaba bajaba muchísimo la tensión y, a veces, al no funcionar el equipo solar pequeño, terminaba la noche con velas”.

Si bien la instalación supuso una inversión superior a los 150.000 pesos, se suprimieron los gastos del combustible que necesitaba el generador eléctrico, junto con otros costos extra. “Calculamos que en un año y medio recuperamos la inversión”, explicó Gargantini.