La misma consultora que fue contratada por Barrick Gold para hacer el estudio de impacto ambiental en Pascua Lama -Knigth Piésold- fue elegida por la Empresa Mendocina de Enegía (EMESA) para realizar los estudios ambientales para dar inicio al polémico proyecto hiroeléctrico Portezuelo del Viento, que extraerá agua del río Grande, quitándole a La Pampa un importante caudal de agua en una provincia con un enorme problema de escasez hídrica.

Knigth Piésold trabajará junto a Jaime Lande y Asociados para realizar los trabajos geológicos y ambientales para que en un corto lapso de tiempo comience la construcción del mega proyecto Portezuelo del Viento, la central es resistida por ambientalistas de Mendoza y La Pampa, esta última provincia ya mantiene una centenaria disputa con la provincia cuyana por las aguas del rio Atuel, que Mendoza decidió usar en forma unilateral, dejando al noroeste pampeano, sin el elemental recurso, provocando una desertificación que ocasionó éxodo poblacional y daño ambiental.

El sitio elegido para hacer la Central Portezuelo del Viento es rico en patrimonio natural y arqueológico. Según las empresas encargadas de llevar adelante el estudio de impacto ambiental, aseguran que se tendrán en cuenta estos aspectos. Knigth Piésold es una consultora fundada en Sudáfrica en 1921, en su página web explican su misión corporativa: “Nuestra misión es construir relaciones permanentes con nuestros clientes altamente reconocidos, a través de la prestación de servicios de clase mundial en ingeniería, medio ambiente, científicos y de gerenciamiento, que provean soluciones innovadoras, de alta calidad, de gran eficiencia, con la mayor experiencia técnica y que representen el máximo valor agregado a la inversión” Barrick Gold la contrató para hacer el estudio de impacto ambiental en Pascua Lama, cuyo resultado fue positivo en cuanto a la presencia de agentes contaminantes provocado por la empresa minera canadiense.

Portezuelo del Viento es una central hidroeléctrica que se asentará sobre las aguas del Río Grande, que regulan a su vez el cauce del Río Colorado. “El gobierno de La Pampa rechaza Portezuelo del Viento porque Mendoza mantiene una actitud mezquina y quiere quedarse con el agua del río Colorado, es lo único que le interesa”, declaró a el secretario de Recursos Hídricos de La Pampa Javier Schlegel. “La forma de proceder de Mendoza ha sido históricamente para quedarse con el agua. Lo hicieron con el Diamante, el Tunuyán y el Atuel. Y esto están intentando hacerlo ahora con el río Colorado. Se han comportado siempre de esa manera” afirmó el funcionario.

La Pampa es una provincia con una enorme crisis hídrica y un ciclo de sequía que ha ayudado a que más de un millón de hectáreas se hallan quemado. A esto se le suma una severa ola de calor que en los últimos días produjo la muerte de cientos de cabeza de ganado. La Pampa necesita tener su suelo húmedo, con Portezuelo del Viento, entrará menos agua a la provincia.