Tras el lanzamiento de ARSAT-1 en octubre de 2014, su posterior puesta en órbita y cumplimiento de todos los www operacionales, continúa la etapa de migración de servicios de las redes satelitales que operan en nuestro país. 

ARSAT-1 es el primero de los satélites del Sistema Satelital Geoestacionario Argentino de Telecomunicaciones, un plan que implica el diseño y fabricación de tres satélites propios y su puesta en órbita y operación por la Argentina con el objeto de incrementar las capacidades de nuestro país en materia de telecomunicaciones, defender las posiciones orbitales asignadas al país e impulsar el desarrollo de la industria espacial.

El diseño de la huella del ARSAT-1, que concentra su potencia máxima sobre el territorio nacional, incluyendo las bases antárticas e Islas Malvinas, posibilita la conectividad de igual calidad a todas las regiones del país, enmarcándose así en las políticas públicas del Estado Nacional para reducir la brecha digital y mejorar servicios de telefonía celular, televisión digital, internet y transmisión de datos, entre otros.

Para la tarea de migración de servicios se estableció un minucioso plan que incluyó desde la asignación del plan de frecuencia de transmisión y recepción, hasta el día y hora en que cada servicio debía mudarse.

Entre las empresas que migraron sus servicios se encuentra Velconet S.A., que el pasado 22 de mayo cumplió con esta tarea migrando los servicios de su red satelital Linksat del satélite AMC-6 al ARSAT-1 con total éxito. De capitales íntegramente argentinos, fue creada para brindar una respuesta concreta a la importante demanda de comunicaciones de zonas alejadas a los centros urbanos, con links satelitales en la totalidad del Cono Sur (Argentina, Chile y Uruguay).

El lanzamiento de este primer satélite elaborado ciento por ciento en Argentina nos permite ocupar y defender las posiciones orbitales asignadas a nuestro país por la Unión Internacional de Telecomunicaciones.