Soledad Pastorutti, Marcelo David Bazán (ganador del Concurso la Voz del Poncho) y la tradicional elección de la reina jerarquizaron la primera noche de la Fiesta del Poncho en Catamarca. La joven nacida en la localidad santafesina de Arequito se adueñó, a puro carisma, de la primera luna de la fiesta mayor de los catamarqueños. La Sole sorprendió con un repertorio basado principalmente en canciones que no grabó, además de los ya conocidos clásicos que marcaron su carrera artística.

Reconocida por la energía que irradia en sus presentaciones y por su característico timbre de voz, Soledad subió al escenario mayor promediando la una de la mañana e inició su repertorio con temas como “El Tiempo”, “Chacarera para mi vuelta”, y “Chamarra de una bailanta”. Incluso tuvo tiempo que interpretar un tema de escribió para sus hijas, llamado Eres. “Estar en el Poncho es un orgullo, es un festival muy importante y que se haya mantenido durante cuarenta y cuatro años habla del sentimiento y cómo quieren los catamarqueños a esta fiesta”, destacó una vez concluido el show.

Promediando su actuación, la Sole ya había entablado una particular comunicación con el masivo público presente, que generó que haya hasta un breve aliento a la Selección Argentina para el partido de mañana con el clásico “Brasil decime que se siente…”, tras lo cual lanzó una batería de chamamé con el acompañamiento de Juan José Costello en acordeón. Así, pasaron “Lucerito Alba” y “Puerto Tirol”, entre otros.

Para el cierre llegaron sus clásicos y su hermana Natalia: encontraron en el público un constante apoyo con “A Don Ata” (con el revoleo tradicional del poncho), “Tren del Cielo”, “Lejos de ti”, “El Bahíano”, “Cariñito” y un cierre a pura fiesta con “Brindis”. Fin de una noche mágica para ella.
 
Otro de los puntos altos de la primera luna de la tradicional celebración de arte y cultura catamarqueña fue la premiación del joven Marcelo David Bazán, ganador del Concurso La Voz del Poncho 2014. Con el acompañamiento en guitarra de Marcelo Amador cantó por primera vez frente a un público que lo acompañó con una ovación.

También hubo lugar para la tradicional elección de la reina. El jurado seleccionó a Antonella Tua -representante del departamento Capital- como la Soberana 2014. Primera princesa resultó la representante de Fray Mamerto Esquiú, Florencia Salado y segunda fue María Alejandra Pereira, de La Paz. El jurado coronó también a María Silvia Pereira, de Tinogasta comoa Miss Simpatía, mientras Jessica Varela Martínez representante de Valle Viejo, fue elegida como Miss Elegancia.

La noche inaugural también contó con las actuaciones de los artistas que fueron reconocidos como Consagración y Revelación de la edición pasada de la Fiesta del Poncho, como son El Ballet El Gaucho de Los Altos, con su imponente despliegue de bailarines; Juan Ignacio Molina, que apeló a un repertorio basado en una selección de ritmos sudamericanos; y el conjunto Hilos del Viento, de Laguna Blanca.

El siempre vigente conjunto Los de Catamarca, con Marcelo Amador y Pipo Ávila a la cabeza, puso en escena su clásico repertorio conformado por un cancionero local. Con el acompañamiento de los bailarines Natalia Amador y Pepe Díaz repasaron “Recuerdos de mis valles”, “Paisaje de Catamarca”, “Calle Angosta”, y “Volveré Catamarca”.