Los terrenos están situados en la zona de Santa Irene. Con la compra se accederá al programa del Ministerio de Ambiente de la Nación, a través del cual se edificará el predio con el financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

En diálogo con Télam, el jefe comunal sostuvo que “el requisito fundamental es garantizar los 20 años de disposición final de residuos y se logró gracias a la adquisición de estos lotes adyacente a donde actualmente funciona el relleno sanitario en Miramar sobre la ruta 77 a pasos del aeroclub de Miramar”.

De esta manera comenzaremos a transitar el camino de separación de residuos en origen y con la recolección diferenciada de los mismos en este predio” aseveró.

El intendente precisó que hace dos años se comenzó “con la separación del ´punto limpio´ a cargo de una cooperativa de trabajo que tiene a cargo una plaza sustentable y una huerta comunitaria” y que “en ese espacio se está armando una feria con productos agro-ecológicos y amigables con el medio ambiente”.

Esta iniciativa forma parte del compromiso que tenemos desde el distrito con la permacultura y lo que nos permitirá en los próximos días licitar una granja con paneles solares en la localidad de Mechongué” enfatizó y agregó que “el cuidado del medioambiente es una de las prioridades” de su gestión.