Certificado por la escribana María José Huarte, el huevo de chocolate de 10.5 metros de altura, 6 metros de diámetro y un peso de 4.100 kilos, es el más grande de todos los tiempos. Sin embargo, no obtendrá la certificación internacional debido a que para participar debían abonarse 20.000 dólares.

Actualmente el podio del récord Guiness pertenece a Italia, por la localidad de Cortenueva, en la región de Lombardía, con un huevo de 10.3 metros de altura.

En Miramar, la elaboración de la estructura de chocolate estuvo a cargo del maestro pastelero Walter Aragonés, quien desde el sábado 13 de abril estuvo ensamblando piezas en una carpa situada sobre la avenida 26, entre las calles 21 y 23.

El huevo fue compartido entre todos los vecinos y turistas que se acercaron a compartir el festejo.