El melanismo en el yaguareté da como resultado un animal totalmente negro al que se suele llamar pantera negra. Como explica la Red Yaguareté, “según la dirección de la luz sobre su pelaje, pueden observarse bajo este manto oscuro las clásicas rosetas en un color negro más firme. Existen algunos ejemplares, más raros, en que las manchas pueden notarse a simple vista, como si estuviesen en un punto intermedio entre ambos tipos.”

En el video se puede observar al ejemplar de esta especie transitando lentamente por una de las rutas internas hasta que, al percibir el vehículo, vuelve a adentrarse en la zona de vegetación.

Los nuevos avistajes de yagaureté son siempre motivo de celebración, ya que representan la persistencia de la especie y una buena noticia a quienes trabajan por su conservación.

Por otro lado, hace pocos días en ese mismo parque nacional un empleado de la empresa prestadora de servicios náuticos se cruzó con otro yaguareté en las dársenas de embarque.

Por Matilde Moyano