La Dirección Nacional de Vialidad (DPV) analiza el impacto ambiental de todas las obras que realiza a través de centros de gestión ambiental (Cega) que funcionan en las distintas regiones del país. Profesionales que se encargan de analizar el impacto ambiental de las rutas nacionales se reunieron en Puerto Iguazú.

Desde Parques Nacionales pidieron más barreras físicas y radares en rutas que atraviesan áreas protegidas, mientras que desde Vialidad Nacional consideraron que la solución ideal sería instalar pasafaunas debajo o sobre el nivel de la ruta, y alambrados que induzcan a los animales a cruzar a través de los pasafaunas.

Especialistas de los Cega de todo el país se reunieron en Puerto Iguazú con funcionarios de Parques Nacionales, grupos ambientalistas y representantes de empresas constructoras y uno de los objetivos centrales fue buscar alternativas para reducir los casos de animales atropellados en rutas que atraviesan áreas naturales protegidas.

Recordemos que hace apenas algunos meses, un automovilista atropelló y mató a un ejemplar de yaguareté hembra preñado de dos cachorros en un tramo de la ruta provincial 19, en un área protegida.