El aceite vegetal que se utiliza en las cocinas de cualquier casa o restaurante no puede ser reutilizado en la elaboración de alimentos, ya que es perjudicial para la salud. A su vez, su eliminación en la red cloacal contamina el agua y provoca la muerte de peces y flora acuática.

La disposición que se le da comúnmente al aceite vegetal usado (AVU) es la elaboración de biodiesel o biocombustible, pero existen otros productos cuya base puede ser este deshecho.

Oriundo de Campinhas, Brasil, el biólogo y técnico ambiental Bruno Leite Tacarambi vive en Misiones con su familia, donde decidió darle importancia a la producción sustentable y la mitigación del impacto de las actividades humanas en el entorno. ¿Cómo? A través de un espacio de consultoría ambiental, desarrollo de huertas agroecológicas, paisajismo y diversos proyectos de cuidado del ambiente.

Un ejemplo de esto es la fabricación de jabón con base de AVU proveniente de locales de comida de Posadas. Leite llamó a su proyecto “Pvreza”, que nació como un proyecto de capacitación para reciclar el aceite domiciliario, y hoy se vende en una feria de la ciudad.

“Hay que recuperar la conciencia ambiental, esto es que la persona recupere la libertad de pertenecer al espacio donde vive”, expresó el biólogo en diálogo con Economis.

Es importante aclarar que se trata de un jabón que no es para el cuerpo, si no para limpieza profunda. Los principales clientes son mecánicos de autos, gomeros, trabajadores de lubricentros y lavaderos de autos.

A la hora de reciclar aceite vegetal en nuestra casa debemos tener en cuenta que el aceite esté frío, no colocar dentro del envase restos de comida u otros materiales sólidos y no mezclar con agua u otros líquidos.