En Misiones quieren volver útiles a los terrenos baldíos. Un proyecto de Ordenanza impulsado por la legisladora Anahí Repetto pretende usar estos terrenos que están ociosos para desarrollar allí actividades comunitarias de índole cultural, deportiva y recreativa. El proyecto tiene estado parlamentario y será tratado en los próximos días.

La iniciativa pretende instaurar el “uso social de los baldíos” en Misiones capital. La realidad apunta a un hecho que se repite en toda la ciudad, y es que hay muchos terrenos baldíos que pasan años en ese estado, esperando ser vendidos. Según difunde el diario Primera Edición, el proyecto apunta a que los “vecinos puedan dar un uso temporario a estos espacios improductivos, para la instalación de huertas comunitarias, espacios deportivos, patios de juego o merenderos”.

La legisladora busca modificar una vieja Ordenanza que impide que los baldíos puedan ser intervenidos. “Queremos traer un concepto distinto en lo que respecta al uso de estos lugares, para aprovecharlos en una perspectiva colectiva y comunitaria”, afirma Repetto.

El plan es poder llevar adelante convenios entre los propietarios y la Municipalidad para poder intervenir en forma temporaria los baldíos, y darles un uso comunitario.